Culpables

Golfos

Filmografia

Parque Temático

Visionarios


 DREAD / Inglaterra / 2009
En los últimos años el cine ha regresado con fuerza al oscuro universo creativo de Clive Barker tras el pelotazo  que supuso en su momento HELLRAISER y derivados. Tras el (merecido) batacazo que se pegó con EL SEÑOR DE LAS ILUSIONES, Barker abandonó la dirección para siempre jamás, dedicándose tan solo a producir/bendecir con su nombre algunas adaptaciones de sus relatos, mayormente de los míticos LIBROS DE SANGRE. En poco tiempo han caído la intensa y afilada como un estilete MIDNIGHT MEAT TRAIN y la fallida pero interesante BOOK OF BLOOD. Ahora llega el turno de la adaptación del relato homónimo DREAD, que pertenece a su vertiente psicológico-realista, por decirlo de algún modo, y el resultado no está nada mal. Como casi todas las películas que parten de un relato corto de escasa páginas, esta también sufre el "efecto chicle" en su parte central, dando vueltas sobre lo mismo sin llegar a avanzar como debiera, pero eso no es mayor problema cuando la resolución es como un aldabonazo en toda la jeta, ole. La película está muy bien planteada y rodada, con imagen muy contrastada y jugando con la oscuridad como elemento funcional de la narración, sin grandes parafernalias inútiles (cosa que se agradece), aunque con exceso de recursos gótico-siniestro-modernillos (para mi gusto personal), la película tiene la inteligencia de concentrar sus momentos fuertes en secuencias breves y bastante impactantes (la "tortura vegetariana" es de muchos quilates), sin abusar de la hemoglobina. El macabro estudio que Barker hace sobre la "psicología del miedo" en su relato está bien plasmado (cosa nada fácil, por cierto, debido a sus raíces filosóficas), pero al final me quedó cierto regusto a "quiero y no puedo" con el rollo freudiano de su antagonista, finalmente bastante superficial, pero sobre todo por la incapacidad del tal Jackon Rathbone (el prota, para más señas) para lograr una interpretación ni siquiera pasable. El emo-actorcillo (también en la saga CREPÚSCULO, de casta le viene al galgo) se limita abrir mucho los ojos cuando está sorprendido/asustado o a entornarlos cuando está triste/meditabundo, y así no hay manera de transmitir el profundo desasosiego existencial que merece esta historia. No obstante y pese a estas meteduras de pata, recomendable para los seguidores de Clive Barker y del terror en general, aunque he de reconocer que el escritor inglés me gusta mucho más cuando se pone en plan "goyesco-surrealista del más allá".

- Lo mejor: la base psicológica de la película, alejada de los parámetros habituales del género, y la buena resolución de los "experimentos"

- Lo peor: precisamente ese sustento no acaba de cuajar del todo, se queda demasiado en la superficie. Y el lamentable Jackson "ojos grandes" Rathbone

CABEZAS


1 vituperios:

Alexcore dijo...

La primera parte se hace un poco sosainas, por no hablar del actorcillo protagonista que no da pie con bola en todo el metraje, pero el vuelco que da en la parte resolutiva me pareció enfermo de la bomba, torturaca a piñón fijo, me recordó un poco a lo de Martyrs, no por lo físico sino por lo psicológico. Espero con más ganas tu reseña de Triangle, para mi un clásico moderno, has visto Pontypool???