Culpables

Golfos

Filmografia

Parque Temático

Visionarios


SAVAGED / EEUU / 2013
El subgénero denominado "rape & revenge" es el más sensacionalista, ponzoñoso y, en ocasiones, misógino del cine de terror. Se basa en una premisa primitiva: una chica joven (o varias) es sometida a una interminable sesión de tortura y violación por uno (o varios) hombres sin escrúpulos ni desodorante. Si ella sobrevive al horror, irá exterminando uno por uno a sus agresores con inusitada presteza y mala leche. Si no, será algún familiar cercano (o su novio) quien asuma la responsabilidad. Fin. SAVAGED comienza como un rape & revenge canónico, con el agravante de que la joven es sordomuda (sic). Afortunadamente hacia mitad del metraje la historia da un brillante giro, incorporando elementos sobrenaturales muy locos y derivando la película hacia un verdadero desparrame de pura serie B sin prejuicios, con ciertos toques de estilo y ambiente que pueden recordar al Oliver Stone más polvoriento y cafre de GIRO AL INFIERNO, SAVAGES (casi el mismo título, oiga, ¿por qué será?) o incluso NATURAL BORN KILLERS. Convertir a ese ángel rubio sin voz en una guerrera apache zombificada desactiva pues gran parte de la discutible "pornografía del dolor" del subgénero para llevarlo a terrenos mucho más festivos, y da como resultado una película plenamente efectiva, divertida, gore y entretenida, con un potente final que, oh sorpresa, acierta en su tono entre patético y dramático. Premio del Público en el reciente festival Nocturna 2014

- Lo mejor: la estimulante vuelta de tuerca al cansino subgénero del rape & revenge 

- Lo peor: que algún despistado trate de tomársela demasiado en serio

  CABEZAS



PROFONDO ROSSO de Dario Argento (1975)
El sábado fue un día muy especial. Los habituales ya conocéis mi admiración por el cinesta romano Dario Argento, así que la proyección en pantalla grande de una de sus obras maestras, y su presencia sobre las tablas para recibir el premio como Maestro del Fantástico, joder, fue emocionante. Argento estuvo humilde y simpático, agradeciendo una y otra vez, sobre todo, una sala repleta de gente joven que amaban su cine o, quizás, iban a descubrirlo esa misma tarde. Sólo echamos de menos un ratito de charla después de la película, como con Tobe Hooper, pero no pudo ser por los preparativos de la entrega de premios del festival, en la misma sala inmediatamente después. Respecto a esta maravilla, os remito al comentario que hice en su día pinchando aquí. Disfrutar de PROFONDO ROSSO en pantalla grande fue una gozada compartida y vitoreada desde los créditos iniciales. Esta hipnótica y operística película lució como nunca, a lo grande y con su descomunal potencia estética y sonora invadiendo nuestros sentidos, con la magistral banda sonora de Goblin atronando como si no hubiese un mañana. Si sólo pudieras ver un giallo en tu vida, tiene que ser PROFONDO ROSSO. Obra maestra.

- Lo mejor: que una peli tan barroca, artificiosa e incluso inverosímil sea un espectáculo audiovisual absolutamente fascinante, una montaña rusa de sensaciones o, recurriendo al tópico... PURO CINE
- Lo peor: que pueda molestar que algunos personaje y situaciones estén al servicio de las obsesiones visuales de Argento, y no al revés

PARA: cualquier amante del séptimo arte

  CABEZAS





FOUND. de Scott Schrimer (2012)
Para muchos, FOUND. ha sido la película "tapada" del festival, y seguramente la sorpresa más intensa de la semana. No se entiende que su proyección fuese en la sala pequeña, y además coincidiendo con la entrega de premios, por lo que bastantes despistados se la perdieron. FOUND. es una obra profundamente perturbadora, brutal e inquietante, dura de asimilar a la primera y que puede provocar indigestiones en los estómagos más sensibles. Marty, un chaval de 12 años, hijo pequeño de una familia de clase media norteamericana, descubre que su hermano mayor esconde cabezas cortadas en una bolsa de bolos en su armario. Así comienza la pesadilla vital de este niño, narrada en primera persona con una insólita serenidad y honestidad, una monstruosa peripecia ética y existencial en la que, poco a poco (es un film de ritmo cadencioso) trata de asimilar el horror que anida en su hogar. Scott Schrimer va recubriendo lentamente la historia con multitud de capas de significado, completando un enfermizo análisis de la familia en la que se cuela lo peor de la sociedad moderna, lo que late en el subconsciente sociológico bajo la máscara de la "normalidad": homofobia, violencia doméstica, racismo... Conscientemente ambigüa, incluso confusa en su discurso en algunos momentos (es muy importante recordar que el punto de vista de la peli, insisto, es la de un crío), FOUND. encara su tramo final con una intensidad y brutalidad que pone al límite la resistencia del espectador (a pesar de dejar el horror fuera de encuadre), con un plano y frase final que, os aseguro, no vais a olvidar en años. A destacar también la impresionante interpretación del chaval protagonista Gavin Brown, partícipe de unas situaciones en las que, desde luego, no estamos acostumbrados a ver niños. Ese tipo de película pensada para poner las cosas difíciles y tocar los cojones a dos manos, que me recordó en espíritu e intenciones a la gran THE WOMAN. Aún no sé si FOUND. es una notable o sobresaliente película, pues seguramente necesite un segundo visionado para calibrarla mejor, pero seguro que hay pocas que se sientan tanto como un puñetazo en el estómago. A descubrir ya mismo.

- Lo mejor: su osadía y capacidad para incomodar y perturbar a cualquiera
- Lo peor: demasiado ingredientes para asimilar en un sólo visionado

PARA: valientes

  CABEZAS





CODA Y CIERRE

Pues esto ha sido todo por este año amigos. Como os comentaba, soy consciente de que me dejo en el tintero más de la mitad de lo que Nocturna 2014 nos ha ofrecido, una segunda edición que mantiene alcance y expectativas, sin crecer demasiado (mejor así, que andamos hartos de burbujas que explotan) pero asentando su ya fiel base de seguidores. Aún hay que ajustar algunos detalles de organización que ya he comentado, pero tengo que destacar los dos premios a los Maestros del Fantástico de este año, Tobe Hooper y Dario Argento, mucha tela. Lo tienen difícil para el año que viene, el listón está altísimo.

Tobe y Luis, momentazo
Argento, sujetando al gordito

Aplausos miles para el equipo de dirección y producción (Luis M. Rosales, Jose Luis Alemán y Sergio Molina) por su entusiasmo, capacidad de trabajo y cercanía, a todo el staff y la organización en general, a SCIFIWORLD y LA CRUZADA, por hacer esto posible, y, sobre todo, a los sospechosos habituales con los que he compartido estos días inolvidables: Emil, Elena, David y Mar. Porque cine es vida, amigos, y Nocturna ya es algo muy especial. Nos vemos en 2015, por supuesto. ¡¡Cthulhuuuuuu!!




WOLF CREEK 2 de Greg Mclean (2013)
Greg Mclean nos entregó la tardía secuela de su opera prima, la que puso en el mapa de nuevo al cine de género australiano por la vía del más puro survival, prueba, como decíamos ayer, de que la sombra de THE TEXAS CHAIN SHAW MASSACRE sigue siendo muy alargada, 40 años después. Australia imprime carácter, amigos. Su espectacular orografía, desértica, abrasadora, polvorienta, se hace carne en la figura de Mick Taylor (espléndido John Jarratt, merecido premio a la mejor interpretación), una suerte de Cocodrilo Dundee psicopático y maloliente que es, con mucho, el mayor atractivo de la película. Mclean no engaña: su secuela da lo que promete, hora y media de entretenimiento brutal que, a diferencia de la primera, incide bastante más en el humor atravesado. Con un trepidante prólogo (versión gore de cualquier secuencia de MAD MAX, jeje), la peli discurre robusta y sin altibajos con una factura técnica notable y un divertido jugueteo con las normas del survival (las víctimas se dan el relevo hasta llegar a un cara a cara de muchos quilates). Ni más ni menos. 

- Lo mejor: efectiva, directa, entretenida y sólida como una roca
- Lo peor: nada nuevo bajo el sol

PARA: fanáticos del survival bromista

  CABEZAS





CHIMÈRES de Olivier Beguin (2013)
Un pintor bohemio y soñador, de vacaciones en Rumanía con su chica, sufre un accidente. Tras regresar a casa sospecha que a causa de una transfusión de sangre se ha convertido en un vampiro. Tal cual. Después todo son miradas al espejo (muchas), miradas al infinito (bastantes), silencios, autismos y la evolución de su relación con su novia, pasmada ante la mutación de su chico. Todo muy frio, distante y chicOlivier Beguin ofrece una mirada lenta y (pretendidamente) intimista sobre el amor infectado por vampirismo, pero la cosa se queda en un relato plomizo de chupasangres urbanitas que parecen raperos de segunda donde la historia no acaba de levantar el vuelo en ningún momento y que se permite, además, un retruécano final donde se acumula todo el (escaso) gore y la acción, metido en la historia con calzador. Una lástima, porque técnica y visualmente la peli funciona, está bien interpretada y hay (aislados) apuntes interesantes (el polvazo salvaje y la cena posterior, el infierno de un vetegariano), pero el plano desarrollo del guión aborta cualquier posibilidad de emoción, diversión o sorpresa. Otra vez será.

- Lo mejor: bien realizada en general 
- Lo peor: efectivamente, es un tostón

PARA: amantes del cine francés y los bloody marys

  CABEZAS





PINUP DOLLS ON ICE de Geoff Klein y Melissa Mira (2013)
Y con las sesiones golfas del festival se desata el delirio. Merecido primer premio de la sección Madness, PINUP DOLLS ON ICE fue una fiesta desde su misma presentación por la pareja de realizadores (él, rapado y con traje fucsia y pajarita, ella, una Vampirella chilena), que hicieron arrastrarse a tres espectadores por el escenario mientras suplicaban por su vida para conseguir unas camisetas. Con el ambiente bien caldeado, la proyección fue hora y media de disfrute interactivo, de esas en las que los comentarios a gritos del público forman parte del espectáculo, puntuando los asesinatos, coreando los despelotes de las pinups y aplaudiendo con enajenación cada hachazo. Porque PINUP DOLLS ON ICE sólo se entiende como un evento a disfrutar en comunidad que devuelve el valor a eso que se llama "cine de culto", entendido como ritual para iniciados con probelmas mentales como nosotros. La peli, por cierto, es un slasher canónico y descerebrado hecho por y para fans, entetenido de principio a fin y, curiosamente, rodado con notable brío, empuje, cachondeo y atención al detalle. Puro disfrute cómplice. Somos legión.

- Lo mejor: que festivales como Nocturna nos regalen experiencias como esta
- Lo peor: para la próxima edición queremos maratón nocturno(a) hasta el amanecer

PARA: nosotros

  CABEZAS