Culpables

Golfos

Busca esa cosa

Cargando...

Filmografia

Parque Temático

Visionarios


Aún a riesgo de ser pesado, os presento otro de los proyectos en los que estoy currando, porque sé que éste en especial os va a gustar, bribones. La cosa se llama SANGRÍA, y es nuestro primer proyecto de animación 2D, con técnica tradicional y artesanal y un acabado final... hum... digamos que sucio y algo sórdido, jejeje. SANGRÍA también se va a distribuir de manera gratuíta online y en breve tendrá su web correspondiente. Por el momento, podeis disfrutarlo en en canal de Lince Studios de Youtube.

¿De qué va la cosa? Bien, como dirían los yanquis, las palabras claves podrían ser: horror comedy, death metal, fun gore... y diversión y risas a paladas, amigos! Sin más, os pongo el adelanto en forma de teaser, que será la cabecera de todos los capítulos.

Con ustedes, la familia SANGRÍA.

Yeah!



ALICE IN WONDERLAND / EEUU / 2009
Dirección: Tim Burton
Guión: Linda Woolverton; basado en los libros “Alicia en el País de las Maravillas” y “A través del espejo” de Lewis Carroll 
Producción: Joe Roth, Suzanne Todd y Richard D. Zanuck 
Música: Danny Elfman 
Fotografía: Dariusz Wolski
Montaje: Chris Lebenzon
Diseño de producción: Robert Stromberg
Vestuario: Colleen Atwood 
Interpretación: Mia Wasikowska (Alicia), Johnny Depp (Sombrerero Loco), Helena Bonham Carter (Reina Roja), Alan Rickman (voz de la oruga), Anne Hathaway (Miranda, la Reina Blanca), Michael Sheen (voz del Conejo Blanco), Stephen Fry (voz del Gato de Cheshire), Timothy Spall (voz del sabueso), Crispin Glover (Jota de Corazones), Christopher Lee (voz de Galimatazo)


Es curioso cómo en los últimos meses se han acumulado tres películas muy esperadas de otros tantos directores muy personales, y las tres con un denominador común: son adaptaciones de tres clásicos infantiles. Hablo de DONDE VIVEN LOS MONSTRUOS, de Spike Jonze, extrañísima pero hipnótica miniatura que bascula entre la histeria y la melancolía, como la vida misma; FANTASTIC MR. FOX, de Wes Anderson, la que tengo en la recámara y que en breve caerá, aún más con la recomendación del sr. Emil; y finalmente la que nos ocupa, esta especie de adaptación de la mítica ALICIA bajo el prisma de Tim Burton y, esto no es un dato baladí, producida al amparo de la Disney, que dicho sea de paso, sigue teniendo los derechos desde que hace décadas hiciese su propia adaptación animada, seguramente la película más disfrutable de la casa  (y menos empalagosa) junto con EL LIBRO DE LA SELVA.


A priori, que Burton se haga cargo de una adaptación de ALICIA parece lo más natural del mundo, una especie de "ya estabas tardando, amigo". Los universos creativos, porque universos son, de Lewis Carrol y Tim Burton parecen confluir en armonía, al menos en el plano teórico. El delirio, la imaginación desbordada y libre y la profunda anarquía visual y conceptual que desprende ALICIA, y aún más, su segunda parte, a A TRAVÉS DEL ESPEJO, me hacían frotarme las manos. Pensaba en BITELCHÚS, o en MARS ATTACKS!, las dos pelis más anarkas del amigo Burton, y ya estaba salivando. El choque de locomotoras creativas podría ser descomunal, porque, creo que ya os habreis dado cuenta, la obra de Carroll me parece una de las cimas de la literatura fantástica de todos los tiempos. Y no he dicho infantil, porque creo que ambas novelas rebasan con mucho ese calificativo. Son la caña. Así que, esta vez sin las dichosas gafas 3D, ahí estaba yo, expectante en la butaca, anticipando un momento histórico o algo así. Casi dos horas después era incapaz de librarme de la palabra decepción, que revoloteaba sin compasión por mi cabeza...


Voy a empezar por lo bueno. Visualmente, la ALICIA  de Tim Burton es un festín, como no podía ser de otra forma (sólo faltaba...). En especial, la paleta de colores de la película y su textura visual es impresionante, con un toque de oscuridad bien enfocada, un diseño de personajes extraordinario (es, en un 75%, una película de animación en realidad) y una factura general sobresaliente. Su desorbitado presupuesto de 250 millones de $, el más alto hasta el momento que ha manejado Burton, se traduce en pantalla en un opíparo festival para los sentidos. Los personajes humanos, en especial las dos reinas, son todo un hallazgo. La Reina Roja, en manos de una Helena Bonham Carter desatada, es gloriosa, pero es que la Reina Blanca, encarnada por la habitualmente pavisosa Anne Hathaway, tiene un puntito rarísimo y como "flotante", ida, con una extraña y sutil locura que sin duda es fruto de una precisa dirección de actores. De Johnny Depp no voy a repetirlo: único. La jovenzuela Mia Wasikowska, sin embargo, se limita a aguantar el tirón, esta Alicia no resulta especialmente memorable. Y aquí empiezan los problemas, en el propio personaje de Alicia, amigos.


No tengo problemas en que esta Alicia sea ya una chavala de buen ver, no una niña. Tampoco me importa que este sea un "regreso" a un mundo que ella había interiorizado como un sueño, un regreso al País de las Maravillas una vez superada la infancia. Vale, ok, puedo asumirlo. Lo que me saca de mis casillas es que la guionista Linda Woolverton agarre las novelas, las pase por el maldito filtro del Manual del Guionista de Hollywood, y que el resultado sea un guión fofo e insípido, que sigue a rajatabla las normas de cualquier blockbuster veraniego de segunda que prostituye el corazón mismo de Carroll, y que encima nos lo quiera colar como una "actualización" de la mitología. Dos ejemplos.  Primero: ¿para qué diantres tiene Alicia una "misión épica" en su País de las Maravillas? ¿por qué ese tono mesiánico del personaje, que ha de salvar el mundo, otra vez? ¿de qué va esto, de una batallita final entre buenos y malos?  ¿Es que nos hemos vuelto idiotas de pronto? ¡Es Alicia, copón! Nada más contrario al espíritu de las novelas que señalar con el dedo y juzgar a sus criaturas. Segundo: aquí teneis el Jabberwoocky (en español, Galimatazo),  un ser absurdo que aparece en un poema dadaísta escrito por Lewis Carrol.


Brillaba, brumeando negro, el sol;
agiliscosos giroscaban los limazones
banerrando por las váparas lejanas;
mimosos se fruncían los borogobios
mientras el momio rantas murgiflaba.
¡Cuidate del Galimatazo, hijo mío!
¡Guárdate de los dientes que trituran
Y de las zarpas gue desgarran!
¡Cuidate del pájaro Jubo-Jubo y
que no te agarre el frumioso Zamarrajo!
Valiente empuñó el gladio vorpal;
a la hueste manzona acometió sin descanso;
luego, reposóse bajo el árbol del Tántamo
y quedóse sesudo contemplando...
Y así, mientras cabilaba firsuto.
¡¡Hete al Galimatazo, fuego en los ojos,
que surge hedoroso del bosque turgal
y se acerca raudo y borguejeando!!
¡Zis, zas y zas! Una y otra vez
zarandeó tijereteando el gladio vorpal!
Bien muerto dejó al monstruo, y con su testa
¡volvióse triunfante galompando!
¡¿Y haslo muerto?! ¡¿Al Galimatazo?!
¡Ven a mis brazos, mancebo sonrisor!
¡Qué fragarante día! ¡Jujurujúu! ¡Jay, jay!
Carcajeó, anegado de alegría.
Pero brumeaba ya negro el sol
agiliscosos giroscaban los limazones
banerrando por las váparas lejanas,
mimosos se fruncian los borogobios
mientras el momio rantas necrofaba...

Pues bien, ¿sabeis en qué se convierte esta genialidad lingüística? En un vulgar dragón digital, a la postre el antagonista que Alicia, armadura en ristre (lo juro, Alicia con una armadura) ha de cepillarse, para ser aún más originales, con una espada mágica. Así de simple, así de tonto, así de inane. Y de postre: ¿a qué viene ese tonillo final de "Manual de la Jovencita Emprendedora" que se gasta la peli? No niego que el mensaje final de la peli sea positivo para la chavalería, pero el alma de Alicia está muy lejos de ser un ejemplo viviente de un manual de autoayuda.


En medio de esta medianía argumental, para más inri, el capullo de Tim Burton, que no ha tenido las narices de plantarse y exigir una revisión del guión, nos deja caer algunos detalles, algunos indicios, algunas pistas de lo que su ALICIA, en realidad, podría haber sido. Ese breve flashback con la Alicia niña deja con la miel en los labios. Hay momentos en el que Burton logra arrancarse el corsé, y hace gala de ese libertinaje y anarquía total que esta película pedía a gritos para no ahogarse en la mediocridad, pero son  breves espejismos. Burton no ha sabido, o no ha querido, dotar a su película del grado de locura y transgresión que necesitaba para respirar, para hacerse grande. A estas alturas no me basta con disfrutar de esos árboles de ramas retorcidas, de esos setos con forma de animales ni de esos calcetines a rayas si no hay algo más que lo acompañe. Lamentablemente, su Alicia es una Alicia domesticada, y no creo que se pueda decir nada peor de una adaptación de ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS. Mucha policía, poca diversión.


- Lo mejor: a pesar de todo, el brío de Burton se deja entrever en algunos momentos, acordes con el deslumbrante despliegue visual

- Lo peor: el nefasto Manual del Guionista se pega de leches tanto con Carroll como con el propio Burton

CABEZAS




Eso que veis arriba es un enlace directo a COSMO TRIP, el nuevo proyecto en el que participo,  una serie  de animación 3D online que hoy mismo ha visto la luz. Os voy a contar más bien poco, mejor que entreis, veais el primer episodio (al que sucederán muchos, muchos más) y exploreis la web a placer, que poco a poco iremos llenando de contenido. 

Espero que lo paseis bien con las breves desventuras de este ridículo personajillo galáctico, obsesionado con conquistar todo el universo... planeta a planeta.

A disfrutar!

 BUG / EEUU / 2006
Dirección: William Friedkin
Guión: Tracy Letts, basado en su propia obra de teatro
Música: Brian Tyler
Fotografía: Michael Grady
Intérpretes: Ashley Judd, Michael Shannon, Harry Connick Jr, Lynn Collins

El gran alexcore me recomendó esta película hace unas semanas, y ya puedo decir que es una de las sorpresas más gordas que me he llevado en lo que va de año, a pesar de que la peli data de 2006. Gracias colega. Es un verdadero placer rescatar joyitas que, si no se remedia en foros como este, caerían en el olvido para siempre jamas, perdidas entre el maremagnum audiovisual que cada dia nos invade. BUG no merece ese destino.


BUG es la última peli de William Friedkin, uno de los pocos supervivientes de la generación de grandes directores norteamericanos de los 70 que aún siguen en activo con cierta regularidad. Os recomiendo con los ojos cerrados que leais MOTEROS TRANQUILOS, TOROS SALVAJES de Peter Biskind si os interesa saber más sobre toda esta panda de geniales lunáticos que, en poco más de 15 años, dieron la vuelta por completo al panorama cinematográfico yanqui, creando alguna de las pelis más asombrosas del cine moderno. Como muchos de su generación, Friedkin fue devorado por su propio éxito con FRENCH CONNECTION y EL EXORCISTA, pero también por su monumental egolatría y por una serie de adicciones nada saludables si se quiere mantener una carrera sólida. Aunque nunca ha dejado de trabajar, su obra fue cayendo poco a poco en la indiferencia general, tocando casi todos los géneros habidos y por haber, subsistiendo a base de telefilms, pero con muy pocas películas dignas de destacar... hasta BUG


Colocarle a BUG una etiqueta para que os hagais una idea rápida de qué va el asunto no es tarea fácil. BUG es una especie de drama paranoico de terror minimalista, completamente basado en el desarrollo de sus personajes, que son quienes soportan el peso de la narración, muy lejos de cualquier cosa que esteis viendo en el género en los últimos tiempos. Excesos los justos amigos, porque BUG se toma su tiempo en presentar a sus protagonistas, en hacer que los conozcamos bien, en crear una fuerte conexión de empatía hacia ellos que sea capaz de sostener lo que viene a continuación, francamente inusual y sorprendente, no sólo dentro del cine de género sino en general. Friedkin, perro viejo, sabe jugar sus cartas con sabiduría, encarando con la energía de un chaval un auténtico tour de force de puesta en escena, sencilla pero plenamente funcional, que logra que el origen teatral del libreto, que podría haber sido una losa insalvable, apenas se intuya durante  el visionado de la peli. El dominio de la cámara de Friedkin, muy cerca de un cinema-verité que busca el realismo y lo físico frente a los alardes visuales, un cine mayormente sensorial, es encomiable, porque gran parte del desarrollo de BUG transcurre en un único decorado, y con dos únicos personajes frente a frente en un duelo interpretativo, íntimo y terrible, de muchos, muchos quilates.


Como un cirujano examinando a sus criaturas bajo un microscopio (muy al estilo Cronenberg) William Friedkin utiliza de nuevo, como ya hizo en EL EXORCISTA, un tenso crescendo dramático inicial, que ocupa buena parte del metraje, para introducir al espectador en una sórdida historia de amor y locura absolutamente implacable, que va derivando poco a poco hacia ese tipo de terror psicológico capaz de dejarte clavado a la butaca. Además, la película se aposenta sobre un subtexto más que arriesgado que, afortunadamente, se apoya en un par de interpretaciones de quitarse el sombrero. El desconocido (para mí) Michael Shannon logra equilibrar y dotar de profundidad un personaje ya de por sí desequilibrado, peligroso por su fuerte inclinación hacia la caricatura psicopática. Pero es que la individua que tiene en frente es Ashley Judd, una tipa superdotada capaz de interpretaciones tan intensas, emocionantes y desgarradoras como esta. Su Agnes, una tía machacada por la vida, sucia, fondona y malencarada, y sin embargo tremendamente hermosa, es uno de esos retos "a cara lavada" capaces por sí solo de calibrar el talento de una actriz, y mrs Judd no desaprovecha ni una sola linea de guión. Un trabajo asombroso, atención al largo monólogo "conspiranoico" en el que ella va convenciéndose a sí misma en tiempo real, hacia el final, filmado en un reverencial plano secuencia.

En fin, BUG me ha gustado mucho. No puedo dejar de pensar que si Friedkin hubiese rodado esta película a mediados de los 70, quizás con Al Pacino y Sissy Spacek de protagonistas, y con la guerra de Vietnam (en vez de la del Golfo) como telón de fondo, sin cambiar ni una sola linea, hoy estaríamos hablando de una auténtica obra de culto reverenciada por todos. Tal vez llegue tarde, tal vez BUG sea un tanto anacrónica, pero no deja de ser, desde cualquier punto de vista, una peli cojonuda, a descubrir.

PD: y os preguntareis... ¿y los insectos?  Bueno, para eso teneis que verla... o escucharos atentamente el tema homónimo de Pearl Jam, en el Vitalogy.


- Lo mejor: casi todo en general, pero Ashley Judd se lleva la ovación

- Lo peor: un par de elipsis demasiado bruscas, la "transformación" de la casa es un tanto inverosímil

  CABEZAS





Parece ser que Filmax agarra la gallina de los huevos de oro por el pescuezo como medida desesperada para subsistir en el mercado. La maltrecha productora/distribuidora acaba de dar luz verde la pre-producción simultanea de dos nuevas entregas de la franquicia REC, tal cual. Poco tiempo después de que el tandem Balageró/Plaza anunciase su pereza y pocas ganas de volver a la saga, y que el propio Balageró ya esté enfrascado en un nuevo proyecto en solitario protagonizado por Luis Tosar (titulado provisionalmente FLATMATE), sus nombres vuelven a aparecer asociados en primera linea de combate al nombre REC. REC 3, lógicamente, será una secuela directísima de REC 2 (tal y como ésta lo fue de la primera entrega), y para seguir la moda seguramente se llamará REC APOCALIPSIS. Prevista para no antes de 2012, Balageró asumiría las labores de dirección en solitario. Lo más sorprendente, no obstante, es el anuncio paralelo de REC GÉNESIS, una precuela de la primera peli en la que se contará el origen de ese virus/posesión/loquesea que asoló el famoso inmueble barcelonés, dirigida en esta ocasión por Paco Plaza y prevista para mediados de 2011. Aunque lo cierto es que esta sorprendente noticia me parece más una maniobra publicitaria para sondear el posible interés del mercado, y para que el nombre de Filmax siga en la palestra, habrá que esperar confirmación. En el caso de la cosa siga adelante, lo cierto es que tengo bastantes dudas en que la fórmula, que ya daba algunos síntomas de agotamiento en su segunda entrega, sea capaz de mantener el interés con dos películas más. Aunque también estoy seguro de que el ente con dos cabezas ya está maquinando algo  realmente retorcido. Me esperan en un garito. Seguiremos informando.