Culpables

Golfos

Busca esa cosa

Cargando...

Filmografia

Parque Temático

Visionarios

 VANISHING ON 7th STREET / EEUU / 2010
Brad Anderson puede ser uno de los directores más infravalorados de los últimos años. Con una carrera sólida, siempre jugando en los márgenes del género, es uno de esos tipos con mirada propia que nunca alardea y siempre se coloca en función de la historia que quiere contar. Pero si por algo se define su cine es por una simple palabra: atmósfera. Desde la extraordinaria SESSION 9, con una atmósfera ominosa, enrarecida, de amenaza casi abstracta, hasta EL MAQUINISTA (su obra maestra), donde la angustia psicológica se torna en verdadera protagonista, en todas ellas (incluso en sus magníficos trabajos para televisión en BROADWALK EMPIRE, MASTERS OF HORROR, FRINGE  o THE WIRE) el ambiente, las texturas y las atmósferas vitales de sus (atormentados) personajes son tan importantes como la trama misma. En su última película, aún pendiente de estreno por aquí (si es que llega...) esta constante se acentúa aún más, hasta el punto de que en VANISHING ON 7th STREET la atmósfera lo es todo. Sin embargo, el problema de base es que la distancia entre el buen hacer de Anderson tras las cámaras y el sustento dramático de la historia es abismal. VANISHING ON 7th STREET es uno de esos casos flagrantes en los que una buena idea  no está bien desarrollada... y en este caso, practicamente sin desarrollar. A pesar de su brillante premisa (imaginad un cruce bastardo entre ALONE IN THE DARK - el juego -  y cualquier película de zombies... sin zombies) el guión de Anthony Jaswinski resulta raquítico y nunca acaba de aprovechar todo su potencial. Los buenos detalles están ahí (la misteriosa palabra que aparece escrita cada vez que el "fenómeno" se produce, el mismo concepto de "reinicio"), pero apenas se hace nada con ellos. No ayudan unos personajes que prometen pero que se quedan en muy poco (en especial Hayden Christensen, muy justito) y uno de esos finales abiertos que deja regusto a falta de ideas. Por el camino sólo nos queda el espectacular trabajo de Anderson, muy arriesgado con esos claroscuros extremos, y su buen manejo del ritmo secuencial (muy elegantes cómo se introducen los flashbacks). VANISHING ON 7th STREET es una película semifallida, que se queda a medio camino y deja con la miel en los labios, pero no por ello deja de ser interesante y recomendable, con reservas.

- Lo mejor: la elegancia y personalidad de Brad Anderson, un trabajo que por sí solo es capaz de evitar el naufragio

- Lo peor: su guión es un simple borrador sin pulir

  CABEZAS




 DEVIL / EEUU / 2010
Hace sólo unos pocos años, muy pocos, M. Night Shyamalan era la sensación mundial del género, el gran renovador, el nuevo Spielberg para el s.XXI, un genio. Hoy lo que está de moda es despellejar vivo al pobre Night, cachondearse de su THE LAST AIRBENDER (que no he visto por pura pereza), abominar de LA JOVEN DEL AGUA y decir que desde EL SEXTO SENTIDO se le han secado las ideas. Pues bueno, pues vale, pues me alegro. Siempre he encontrado interesante su cine, en mayor o menor grado, pero sin muchos aspavientos. Imagino a Night con un lio mental considerable, el propio del que han elevado a los altares para después arrojarle a los leones. Con una carrera de futuro incierto como director tras el batacazo de THE LAST AIRBENDER y usando el ego que le caracteriza como ariete, se ha sacado de la manga una especie de franquicia/saga/serie de películas bajo el epígrafe THE NIGHT´S CHRONICLES, en las que ejercerá de padrino, productor y, ocasionalmente, de guionista. DEVIL es la primera y, sin ser nada espectacular, resulta curiosa e intrigante. Película de terror psicológico de bolsillo (con algunos arrebatos gore aptos para todos los públicos), una especie de CLUEDO llevado al minimalismo extremo, en el que cinco personajes encerrados en un ascensor son escabechados uno a uno, mientras un poli observa el percal desde un monitor de seguridad sin poder acceder al diminuto escenario. Uno de ellos parece ser el mismísimo Diablo en persona. Aunque tira de estereotipos a mansalva, la peli funciona como lo que es: un entretenimiento sin pretensiones que logra tensar el suspense con acierto y buen ritmo y con algunas momentos muy conseguidos, a pesar de las inevitables salidas de tono y un guión, en el fondo, bastante tramposillo. John Eric Dowdle maneja la historia con aplomo (muy resultones los créditos iniciales, a la par que sencillos) y buenas idea de puesta en escena, a pesar de que en manos más personales seguramente estaríamos hablando de una pequeña joya de terror claustrofóbico y no de un mero entretenimiento mainstream que acaba pareciendo un episodio de TWILIGHT ZONE algo estirado, aunque perfectamente disfrutable. Veremos cómo continuan estas NIGHT´S CHRONICLES.

- Lo mejor: modesta, entretenida y moderadamente original, sin alardes innecesarios

- Lo peor: ese tufillo final a moralina, trauma y redención

  CABEZAS

Lo prometido es deuda: vamos con la otra tanda de pelis que, por diversas razones, tenían que estar por estos lares. Comenzamos por una selección de pequeñas joyitas, todas bastante bizarras y alguna que perfectamente podrían aparecer en LO MEJOR... cosas del caos cerebral. Las reseñas completas de algunas, pinchando sobre su cartel. A disfrutar!

5 PARA NO PERDERSE

MICMACS
El misterio del año: la última de Jean-Pierre Jeunet ha pasado tan de tapadillo que muchos ni siquiera se han enterado de su existencia. Craso error. MICMACS es un feliz regreso a su cine de juventud, con un aroma muy DELICATESSEN, que abandona la desmesura de ambiciones de la algo plomiza LARGO VERANO DE NOVIAZGO para abrazar de nuevo una comedia ligera e intensamente vitalista protagonizada por frikis varios en un ambiente entre suburbial y circense, con delirante argumento y un ritmazo y estilo visual cercano a los cartoons de la Warner pasados por el filtro de un Terry Gilliam desbocado. Una absoluta delicia.


PIRAÑA 3D
Aún pendiente de estreno por aquí (esto es de locos), o a la espera de que nuestros vigilantes de la ética y la estética le encasqueten una X, el caso es que aún no hemos tenido opción de ver en pantalla grande la gamberrada total de Alexandre Aja, la película veraniega definitiva para la parroquia más enloquecida, el blockbuster más bárbaro a este lado de la galaxia. Descacharrante por puro exceso, descerebrada por vocación, sucia, escatológica, hiper gore y, por todo ello, tremendamente divertida. Una involución mental a los catorce años sin prejuicios ni cortapisas. Y habrá secuela... ¡pues claro que sí!


THE LOVED ONES
¿Aburridos de moñadas de bailes de graduación y Reinas de la Fiesta? ¿Aburridos de psicópatas de segunda con más traumas que el malo de GLADIATOR? ¿Aburridos de torture-porns tipo HOSTEL y otros cagarros? ¿Aburridos de tanto jovenzuelo existencial que no sabe si tirarse al metro o a la taquillera? Pues olvidad el aburrimiento porque THE LOVED ONES tiene todos esos ingredientes en su justa medida, sazonados con toneladas de ironía, buenos personajes, mirada propia y una banda sonora muy metal. Sorpresón desde Australia, tierra que poco a poco va haciéndose un hueco sólido en el cine de género.


RARE EXPORTS: A CHRISTMAS TALE
Que una película infantil gane el festival de Sitges 2010 ya es raro, pero que además sea finlandesa y su personaje principal sea Santa Claus resulta de lo más bizarro, pero que nadie se alarme. Este exótico cuento de navidad protagonizado por niño le da la vuelta al afable mito del gordo barbudo para resultar una estimulante peliculita de aventuras con suficiente mala baba, bastante más siniestra de lo previsto y rebosante de ancianos en pelotas corriendo por la nieve (!!). El regustillo ochentero en la vena Joe Dante (GREMLINS) o incluso GOONIES juega a su favor. Ideal para niños gamberros en una tarde de invierno.


SPLICE
Y no podía faltar aquí la última marcianada de mi admirado Vicenzo Natali. Revisión del mito de Frankenstein variación genética y high tech, en el fondo una morbosilla metáfora sobre la maternidad llevada al extremo porque amigos, ya era hora, al fin vez el buen doctor echa un polvo con su criatura en la secuencia más bizarra del año. Así pues, a los problemas inherentes a la paternidad se le suma una especie de doble incesto que acaba por redondear una "película con monstruo" tremendamente jugosa, humana y hasta cierto punto original, todo ello bañado por un curioso sentido del humor más bien subterráneo.



FIASCOS, TRUÑOS, SOSERAS, DECEPCIONES...
Se entiende que recopilo aquí esas pelis sobre las que tenía un mínimo de interés o esperanzas. Si no hay expectativas, poca decepción puede llegar, y la sorpresa sólo puede ser positiva.

El Fiasco: 
ALICIA EN EL PAIS DE LAS MARAVILLAS 
Sin lugar a dudas, el gran fiasco del año. En un mundo ideal, los universos creativos de Carroll y Burton podrían haber hecho saltar chispas de genio y buen cine, algo realmente histórico, pero la cruda realidad nos cruza la cara de un sopapo: esta ALICIA es aburrida, genérica, insustancial, carne de blockbuster sin chicha, un pasatiempo de colores que se hace hasta pesado. Una ALICIA domesticada carente de anarquía e imaginación, sin libertad. Y, pensandolo bien, eso es lo peor que se puede decir del mito de ALICIA. Fiasco chungo.


El Truño: 
LA HERENCIA VALDEMAR
Aunque estaba cantado, me pilló de sorpresa tanto apolillamiento mental y visual para tratar de levantar un relato basado (lejanamente) en el maestro Lovecraft. Guión sin pulir y con una estructura infame, interpretaciones de vergüenza ajena, ritmo cansino, olor a naftalina por doquier... Las buenas intenciones no bastan, y a Jose Luis Alemán todavía le faltan varios herbores como director como para enfrentarse a tamaño desafío. Pues ni caso. Durante 2011, su segunda parte: LA SOMBRA PROHIBIDA. Seguro que pico. Yo soy así.



El Soseras:
CONOCERÁS AL HOMBRE DE TUS SUEÑOS
Fiel a su enfermiza tradición de los últimos años, Woody Allen nos entrega una de cal y otra de arena. Si la del año pasado no estuvo mal, con su regreso a Londres vuelve otra vez en cansinismo ilustrado, a una historia mil veces vista en su cine y a unos personajes no similares, sino calcados a otros de su filmografía. Todo a medio gas, en una trama que, estoy seguro, no le entusiasma ni al propio director. Refrito de copia, Woody se homenajea a sí mismo con una desgana de asusta. La siguiente ya toca buena, ¿eh?


La Decepción:
I SAW THE DEVIL
Con esta me la juego. Primero: está lejos de ser una mala película y desde luego no iría en LO PEOR. Segundo: me ha decepcionado mucho, yo estaba esperando casi una obra maestra. No lo es. Thriller con ribetes de "rape and revenge" de original premisa (aquí el psicópata es la presa), resulta que la historia tarda demasiado en arrancar, la evolución  dramática es nula y, sobre todo, le sobran minutos por un tubo para una trama tan, en el fondo, esquemática. Aunque sus secuencias aisladas funcionan, el conjunto no me entusiasma ni me dice nada nuevo sobre el género. ¿Visualmente? Impactante, como cualquier cosa que sale de Corea.


LAS CUENTAS PENDIENTES
A ver amigos, aquí voy a necesitar ayuda. kILL_Yr_Ydols ya me ha soplado un par, así que espero una catarata de títulos por vuestras partes, esas pelis que no tengo perdón por habérmelas perdido en el 2010.  También podeis des-recomendarme algunas de las que pongo aquí. Mi lista es esta, sin ningún orden particular:

-SCOTT PILGRIM VS THE WORLD: los entusiasmos de kILL_Yr_Ydols sobre esta adaptación de un cómic tan kitsch se me contagian.

- I´M STILL HERE: el falso documental sobre la falsa vida de Joaquin Phoenix como rapero me pica la curiosidad.

- A SERBIAN FILM: mucha pereza, algo de hartazgo de oir hablar de ella y la intuición de que no me va a gustar, pero sigue en la recámara.

- HABITACIÓN EN ROMA: la única razón de que esté aquí es Julio Medem.

- LOS OJOS DE JULIA: este año me he saltado la tradicional entrega de suspense hispano con Belén Rueda. ¿Qué tal está?

- THE LAST EXORCISM: otro falso documental, esta vez sobre un predicador sin fe que tiene que encarar a una jovencita poseída. Hum...

- MR. NOBODY: especie de drama fantástico-poético-existencial sobre las múltiples vidas posibles y simultaneas de un tipo con el careto de Jared Leto. Miedo me da, pero me atrae bastante la idea.

- DEVIL: unos personajes encerrados en un ascensor. Uno de ellos es el Diablo. Producida por M. Night Shyamalan. Esta cae fijo.

Y esto ha sido todo amigos. Otro año sin nada de Lynch. En el 2011 seguiremos dejándonos los ojos frente a pantallas varias y comentándolo por aquí. Ale!

Antes de arrancar, agradecer a todos/as vuestro interés por este rinconcito cinéfago y por todas las opiniones e informaciones y sugerencias compartidas a lo largo del pasado año. Gracias!


Como cualquier lista, esta no puede ser más subjetiva, dejando un poco de lado observaciones más sesudas y guiándome por, al fin y al cabo, lo que cuenta de verdad: lo que más me ha hecho disfrutar frente a una pantalla (en cine o en formato casero), lo que me agita, me provoca o me suelta sopapos mentales y emocionales,  aquellas peliculas que acabas llevando contigo unos días (o semanas, o meses) y que, cual parásito audiovisual, se resisten a abandonarte. Curioso este 2010, el año de la polémica en el que el cine de género ha llegado a los telediarios y destacados en prensa generalista, con una absurda vorágine de censuras varias, abyectas decisiones judiciales promovidas por el sector más talibán (siempre cobarde, siempre en la sombra) y demenciales clasificaciones X promovidas por un ministerio desnortado, todo ello jaleado incluso por grupúsculos periodísticos que uno pensaba se movían por terrenos más sensatos. Un 2010, por otra parte, no especialmente memorable pero que nos ha regalado algunas perlas intensas y un podium de monumentos. Como suele ocurrir, en la recta final del año me he encontrado con algunas sorpresas de peso. La mayoría ya están comentadas en el blog (sólo teneis que pinchar los posters para acceder a sus reseñas). Y como siempre, trataré de ceñirme sólo a las películas estrenadas durante el año en algún punto del globo. Se levanta el telón...


LAS 10 IMPRESCINDIBLES

10. THE HUMAN CENTIPEDE
Si A SERBIAN FILM se llevó la mayor parte de los titulares amarilloides, el esputo audiovisual de Tom Six se lleva la palma en provocación y buen cine. Delirante a la par que fria como el hielo, muy a lo David Cronenberg, esta historia imposible con científico loco y escatológico experimento incomoda y pone mal cuerpo sin mostrar (casi) ni una gota de sangre, jugando la baza del humor negro subterraneo y manoseando la imaginación del respetable sin pudor de ningún tipo, con un climax angustioso y la secuencia final más inenarrable del año. Amenazan con secuela para el 2011. Sólo para los más osados.


09. REPO MEN 
Estrenada de tapadillo en verano, fagocitada en 15 días y escupida al sumidero del olvido entre tanta tonterida, esta divertida, cínica y frenética muestra de ciencia-ficción trotona y sarcástica no se amilana ante su propio y delirante argumento, nos regala la pareja cachonda del año (Jude Law & Forest Withaker, echando chispas) y sabe crecer y crecer según avanza el metraje hasta desembocar en un climax que es puro desparramo gore. Picoteando de los más grandes sin pudor (con Dick y Bradbury a la cabeza), su calculada ligereza no es capaz de anular cierta sensación de amargura cuando irrumpen los créditos. A revindicar pero ya.


08. MONSTERS
El polo opuesto de REPO MEN, otra marciana muestra de género con una gran disyuntiva de base: demasiado indie (o plasta) para los fans más hardcore de la ciencia-ficción, demasiado rara para la parroquia indie, que se quedará de piedra al descubrir la más hermosa metáfora visual del año en el abrazo de dos sepias gigantes. Romántica hasta la médula, en el fondo una sencilla historia de amor en tiempos de guerra en la que el elemento fantástico sólo sirve de contexto en una especie de road movie a pie, tan delicada como hipnótica en su lenta cadencia de imágenes. El amor está en el aire (contaminado). Muy hermosa.


07. THIRST 
Y Park Chan-Wook hizo una de vampiros y se quedó como dios. Excesiva y estrambótica por todos los lados, el acercamiento del coreano a tan centenario género no pudo ser más... suyo. Opereta oriental chupasangre, larga como ella sola, el amigo Park agarra el mito por las solapas y lo manosea hasta que logra el megamix postmoderno perfecto, aquí hay de todo y en generosas dosis: terror y sangre, erotismo morboso, comedia surrealista y también costumbrista (¿sólo yo ví a Almodovar en algunas secuencias?), thriller romantico, drama existencial y redención a lo bestia. Todo con el exquisito gusto visual marca de la casa. Grande.


06. TOY STORY 3
Sin ser de las mejores de los portentos de Pixar, se cuela entre lo mejor del año, no falla. Superior en todo a sus dos ilustres precedentes, la tercera y última de la saga de los juguetes sigue desprendiendo pura magia. No es sólo que el guión roce la perfección, que sepan ajustar las dosis exactas de ternura y emotividad sin caer en el almibar, que algunas de sus imágenes sean pura belleza para los sentidos, es que encima te montan la mejor película de aventuras de año jugando con referencias que son puro género: el carcelario y, si me apuras, el terror gótico, todo ello logrando que la chavalería disfrute casi tanto como sus padres.

05. EXIT THROUGH THE GIFT SHOP
Y Banski se pasó al cine documental y nos tomó el pelo todos con arte y con salero. Sobre todo con arte. A sabiendas de que su figura es un gancho comercial per se, el hombre sin rostro se monta un inquietante documento que comienza por los cauces habituales (muy estándar, muy didáctico) y termina siendo una revisión hilarante de EL GUATEQUE versión street art. A pesar del cachondeo inherente al invento, Banski es capaz de lanzar agudas reflexiones con su elaborado discurso, mezclando personajes y hechos reales e inventados, jugando a la confusión para hablar, al final, de la estupidez humana. Aunque él asegura que todo es cierto. Genial.


04. BURIED
Un tipo encerrado en un ataud durante hora y media. Ni más ni menos. Con esta kamikaze premisa, Rodrigo Cortés se monta el thriller minimalista del año, una apasionante experiencia audiovisual, hipnótica en sus imágenes y trepidante, sí, trepidante en su desarrollo. Imposible despegar la mirada de esta virguería  hecha puro cine que te agarra por las solapas desde el minuto uno, con el guaperas de Ryan Reynolds dándolo todo y unos niveles de angustia y emoción estratosféricos y sin concesiones fáciles. Si Hitchcock levantara su ilustre papada, aplaudiría con entusiasmo BURIED. Un prodigio.


03. SHUTTER ISLAND
A la vejez, viruelas amigos. El maestro Scorsese se deja de las aburridas zarandajas mafiosiles de los últimos años y aparca el piloto automático para homenajear a sus clásicos del cine negro y, de paso, batirnos el cerebro a base de bien con una tela de araña diabólica en un film noir muy noir que marca la transición del querubín Leo DiCaprio a la edad adulta con una protentosa interpretación. Paja mental o no (yo pienso que la peli está muy bien armada y cerrada), una gozada completa, el regalo envenenado de un maestro y amante del séptimo arte. Ya querrían muchos jovenzuelos modernetes rodar con el brio de este señor. Chapeau!


02. BALADA TRISTE DE TROMPETA 
BALADA no es una película, es un ariete cuesta abajo, un Mihura enloquecido blandiendo astas a diestro y siniestro, un grito desesperado hecho celuloide, una mueca de terror impresa en la jeta de un payaso. Alex de la Iglesia cierra la boca de aquellos que le dieron la espalda tras su periplo en Oxford con su peli más personal, febril y dolorosa, un inesperado viraje hacia el drama revestido, cómo no, de un sentido del humor brutal que casi ni es humor sino tragedia. Irregular e imperfecta, excesiva, grotesca, caótica y surrealista, y por ello valiente y única, una rara avis dentro del cine patrio que será objeto de culto en poco tiempo.


01. ORIGEN
ORIGEN es ese milagro que sucede muy de vez en cuando, el que rompe la barrera artificial y excluyente que muchos insisten en levantar entre cine "comercial" y cine "de calidad". Pues sí, ORIGEN es un thriller norteamericano, es un blockbuster veraniego y palomitero con estrellas, es de acción y de suspense, pero también es la propuesta más innovadora y alucinante de la temporada, una osada mezcla de fondo y forma engarzada con maestría, que bebe de muchas fuentes para levantar un monumento audiovisual con fascinante entidad propia, y que no se avergüenza de su inteligencia. El año de DiCaprio y Christopher Nolan. La película del año.


Y próximamente: CINCO JOYITAS PARA EL RESCATE, LO PEOR DEL AÑO y las CUENTAS PENDIENTES.


Lo mejor, lo peor, lo más tonto, lo más bruto, lo más plasta, lo más gore, lo más guarro, 
lo más largo, lo más corto, lo más grande, lo más verde,
en las que no sale Leonardo DiCaprio...

Puto lío...


PROXIMAMENTE EN SESIÓN GOLFA...  
LAS LISTAS DE 2010