Culpables

Golfos

Filmografia

Parque Temático

Visionarios

TEXAS CHAINSAW 3D / EEUU / 2013
Continuamos con el personal repaso a NOCTURNA 2013 con la tercera revisitación reciente de la saga del entrañable Leatherface. Si el remake dirigido por el inútil de Marcus Nispel en 2003 aguantaba el tipo con dignidad y es lo mejor que ha dirigido este mastuerzo (lo que tampoco es decir mucho), su posterior precuela (EL ORIGEN, por supuesto) ya bajaba el pistón del interés hasta desembocar en esta cosa amorfa, especie de secuela directa del original (o algo) que ignora por completo la demencial y verdadera secuela de Tobe Hopper de 1986, protagonizada por un delirante Dennis Hopper (la saga siempre fue cosa de Hoppers). La función va de una cajera de supermercado que recibe una mansión como misteriosa herencia. Descubre, claro, que ella es adoptada y en realidad hija secreta de nuestra querida familia de matarifes caníbales, cosa curiosa porque, a pesar de que el entrañable clan practica la endogamia y el incesto con alegría, ella parece manufacturada de los pies a al cabeza por Playboy. Dicho y hecho, agarra a sus amigotes, que parecen el cuerpo de baile sin camiseta de Jennifer Lopez, y, furgoneta en ristre marchan camino Texas. Allí todos sin excepción se comportan como imbéciles (por no hablar del cuerpo policial) mientras que el amigo Leatherface hace lo que puede por lograr un poco de silencio y tranquilidad en su casa. En fin, esto es una hamburguesa tamaño king size que rezuma grasaza fílmica de la mala. Aunque hay cierto intento por dar una vuelta de tuerca a tan desgastada historia (aquello de equiparar víctimas con verdugos) que a la postre resulta demasiado forzado e inverosímil (y, para el que esto suscribe, ridículo), todo lo demás es pura fórmula inane destinada a engrosar las arcas de la productora por la vía de "tías y tíos buenos + gore MTV + 3D de saldo" que, además, comete la torpeza de, en su prólogo, montar un megamix audiovisual con imágenes sacadas directamente de la obra maestra original, con lo que la comparación entre la delicatessen setentera y esta hamburguesa de tercera es aún más evidente. Prescindible como una mala digestión del McDonalds.

- Lo mejor: el prólogo, que no es de esta película

- Lo peor: que la muchachada nacida en los 90 se conforme con ésto y nunca llegue a ver la original

  CABEZAS


0 vituperios: