Culpables

Golfos

Filmografia

Parque Temático

Visionarios

I AM A GHOST / EEUU / 2012
Estaba tardando, pero al fin llega a NOCTURNA algo gordo, por el momento la mejor película del festival que estos ojos han visto. Todavía queda tralla, pero I AM A GHOST se posiciona desde ya como la propuesta más valiente de lo que llevamos de semana. En el umbral mismo de esa entidad difusa que llaman "cine experimental", la opera prima de H. P. Mendoza da un puñetazo de estilo en la mesa y deja en paños menores muchos hypes sobredimensionados de los que tanto se habla. Los aficionados al fantastique, no nos engañemos, somos una caterva de energúmenos que, muchas veces, nos tragamos la misma historia, la misma película, una y otra vez sin pestañear. Por eso una propuesta tan netamente kamikaze como ésta tiene que destacar por fuerza. Estoy seguro de que no has visto una película de fantasmas como I AM A GHOST en tu vida. En su primer tercio, Mendoza se lo pone muy difícil al respetable. Tanto que parte de la sala se mostraba francamente incómoda, por no decir... desesperada. Obsesiva, críptica, encerrada en sí misma y utilizando la repetición como forma de estilo y herramienta para hacer avanzar la enigmática historia, con firmeza y sin aflojar en ningún momento, de esas que se va impregnando en la piel sin dar su brazo a torcer, la película poco a poco multiplica su punto de vista en una efectiva progresión visual plena en detalles, mientras que la cámara se acerca cada vez más a la piel de Emily, esa entidad sin memoria encerrada en su propia casa, que recorre una y otra vez sus estancias con malsana cotidianidad, en un bucle infinito que nos lleva hasta un infartante tramo final donde, ahora sí, el terror puro hace acto de presencia (y como muestra los sudores fríos de mi amiga Elena venciendo al descontrolado aire acondicionado de la sala). Aprovechando a tope su evidente economía de medios (Mendoza nos aseguró que en el grueso de la película trabajaron tan sólo seis personas, elenco incluido), el director/guionista tiene el buen gusto de, pese a ser una película ultraindependiente, no tirar por el manido rollo indie, sino por una especie de look vintage que intensifica todavía más esta personalísima película. Así que todo un descubrimiento este Mendoza que, si consigue afianzar su carrera con su segundo proyecto (que nos comentó será internacional, parcialmente rodado en Madrid, y de título THE DEAD PEOPLE), podremos asegurar que tenemos cineasta para rato. Te seguiremos las huellas. Así pues, aplausos para esta película tan especial y atrevida, por descontado candidata al top ten del año.


- Lo mejor: su claridad de ideas, riesgo suicida, perfecta coherencia interna y escasas concesiones a la galería

- Lo peor: algunos tics de principiante sin mayor importancia

  CABEZAS


0 vituperios: