Culpables

Golfos

Filmografia

Parque Temático

Visionarios

 NOTHING/Canadá/2003
En muchas ocasiones, yo el primero, usamos con demasiada ligereza adjetivos como "único", "original", "atrevido", "insólito" o, mi favorito, "marciano",  palabros que de tanto manoseo llegan a difuminar su verdadero significado. Pues bien, os puedo asegurar que todos esos epítetos son aplicables al 100% a la tercera película del italocanadiense Vincezo Natali. Una vez más, tengo que agradecer al gran alexcore su rápida respuesta a mi llamada de auxilio, facilitándome una copia impoluta de esta absoluta anomalía cinematográfica. A sus pies, caballero. Así pues, me enfrenté a NOTHING sin saber nada, tan solo que era una comedia. Y a la nada fui arrojado. A los 15 min, servidor ya estaba con la mandíbula desencajada y los ojos fuera de las órbitas. Sí, NOTHING es una comedia. Y no, NOTHING no se parece a (casi) nada de lo que hayais visto anteriormente en este género, no sólo por la historia, sino por su fascinante empaque visual (no tengo referentes con los que compararla) y por su kamikaze armazón conceptual, que en vez de recular durante su tramo final, como hubiese sido de esperar, eleva a la película a los altares del asombro y el delirio total en su resolución, un largo y efectivo gag para el recuerdo, sencillamente alucinante. Como no quiero pecar de aguafiestas, porque el requiebro narrativo que esta película pega en su primer tercio es de los de ver para creer, os diré que NOTHING es algo así como el reverso luminoso de su ópera prima CUBE, otra kafkiana peripecia existencial tan minimalista como aquella, pero en campo abierto... muy abierto. Quizás el cine de gente como Spike Jonze, Charlie Kauffman o Michael Gondry, todos ellos renovadores de la comedia moderna siempre rodeada de un fuerte hálito fantástico/absurdo, podrían ser las únicas referencias posibles para una película asombrosa en el sentido literal de la palabra, que maneja con una desarmante simpatía conceptos realmente difíciles de digerir de entrada; que propone un elaborado humor  "blanco" (jejeje) basado en el gag verbal, pero sobre todo visual; una muestra de constante ingenio que nunca se traiciona, que hace malabares entre una comicidad casi infantil (en el sentido más positivo de la palabra, por momentos imaginad a DOS TONTOS MUY TONTOS en el universo POCOYÓ...) y un elaborado subtexto en el fondo nada feliz que invita a la reflexión,  y sumadle la utilización de la abstracción más total como ariete festivo y lúdico, un planteamiento al que no hubiesen hecho ascos una hipotética reencarnación de Chaplin o Buster Keaton en la era digital. Sin ser una película redonda del todo, ya que como es lógico algunos de sus gags funcionan mucho mejor que otros, NOTHING es el ejemplo definitivo de que Vincezo Natali es uno de los más grandes creadores del fantástico actual, por si alguien lo dudaba. Natali siempre me gustó, pero a partir de ahora empiezo a sentir verdadera admiración por este tipo. No hace falta decirlo: imprescindible para los más atrevidos y curiosos.

PD: no os perdais el fabuloso epílogo tras los títulos de crédito, por nada del mundo.

- Lo mejor: NOTHING es única, incomparable, sin concesiones

- Lo peor: su humor kamikaze tiene algunos altibajos, y no es para todos los paladares (aunque esto último no es nada malo, claro)

  CABEZAS

2 vituperios:

Alexcore dijo...

Me costaría un montón escoger una de sus cuatro pelis como mi favorita pero está claro que Nothing es su mejor comedia, ja ja ja. Obra maestra en todos los sentidos.

tokig dijo...

Sólo me falta ver esta y Splice por supuesto, pero la premisa es única, y por tu resena no defrauda..

saludos