Culpables

Golfos

Filmografia

Parque Temático

Visionarios

ENDER´S GAME / EEUU / 2013
La adaptación del clásico moderno de ciencia-ficción EL JUEGO DE ENDER de Orson Scott Card llevaba años revoloteando por Hollywood. Gente como Wolfang Petersen o Ridley Scott trataron de hincarle el diente sin éxito, hasta que el temible Gavin Hood tomó las riendas, adaptó la novela y se encargó de dirigir. Sí, el mismo paisano que nos regaló la peor entrega de todo el universo X-MEN, la soporífera, torpe e impersonal WOLVERINE: ORIGINS. La cosa pintaba muy negra, por eso ENDER´S GAME resulta, hasta cierto punto, una agradable sorpresa. Respetuosa con la brillante fuente literaria, el trabajo de adaptación del propio Hood hace malabares con las (muchas) complicaciones del argumento, se cepilla varias subtramas por la cara (el plan de dominación mundial vía Internet de los hermanos de Ender es la más llamativa), pero a cambio es capaz de sintetizar con éxito las ideas centrales del libro sin dejarse nada importante por el camino. Es cierto que el amigo Gavin se esfuerza quizás demasiado por que la cosa quede clara y comprensible a la primera (es ésta una historia con asombroso giro final), pero a cambio dota al film de un plus de seriedad y cierta cualidad espartana que se aleja del tono simpaticote-cómplice de muchas de su misma liga, pero tampoco se deja vencer por la grandilocuencia soporífera de libro de auto-ayuda. Poca broma con Ender. Gavin Hood sabe mantener un interés constante y creciente durante los dos primeros tercios de la historia, máxime cuando el desarrollo de la trama es más psicológico que físico. Todo el periodo de instrucción de Ender va a desesperar a los más nerviosos ("mierda, ¿pero cuando llega la batalla?"), pues funciona como una especie de LA CHAQUETA METÁLICA a escala infantil trufado, eso sí, de un par de secuencias visualmente deslumbrantes, como la primera incursión al Campo de Batalla en gravedad cero, un verdadero hallazgo de diseño para un concepto nada fácil de visualizar. Asa Butterfield, el inquietante infante del HUGO de Scorsese, es capaz de sostener sobre sus hombros a un Ender bajo control, un asombroso trabajo que hace comprensible la excesiva síntesis de algunos momentos de la película, como su fulminante evolución militar de batallón en batallón, imprescindible para llegar a comprender del todo la dimensión de la historia. No se puede decir lo mismo de un Harrison Ford cumplidor, pero muy aburrido en su hinchada y apática interpretación, ni de un Ben Kingsley cuyo personaje queda algo desdibujado, y no, no cuela como samoano. Pese a estos desajustes, ENDER´S GAME acaba siendo una honesta muestra de ciencia-ficción seria y adulta cuyo extraño y anticlimático final suma enteros a la propuesta, aunque no será del agrado de los más talibanes. Aunque no es la gran película que podría haber sido de contar tras las cámaras con un tipo con más empuje y talento, está muy lejos de ser el gran fiasco que todos esperábamos con los cuchillos afilados. 

- Lo mejor: su apuesta por un tono serio y adulto en una historia llena de niños y su respeto hacia el original literario

- Lo peor: le falta un plus de personalidad

  CABEZAS



1 vituperios:

Neovallense dijo...

En efecto, "El juego de Ender" es una apuesta por la ciencia ficción adulta y también una fiel traslación del libro de Scott Card. Personalmente disfruté mucho con ella, aunque tampoco sea una película perfecta.

Saludos ^^