Culpables

Golfos

Filmografia

Parque Temático

Visionarios

 FURIA / Francia / 1999
Regreso después de una semana de semi-vacaciones y temporales varios. Gracias a la magia del amigo alexcore pude disfrutar de la ópera prima de mi adorado Alexandre Aja, una rareza muy difícil de encontrar. Y de paso os animo a visitar su otro estupendo blog, MELTING MAN, toda una caja de pandora audiovisual llena de sorpresas y mucha calidad. A lo que vamos, FURIA es una interesante película que, no obstante, puede que decepcione a los más acérrimos, pero en la que ya están latentes muchas de las constantes de su cine, sobre todo su tremenda capacidad para la puesta en escena, su firme pulso cinematográfico y su querencia por los ambientes psicológicos opresivos y la sordidez, aunque he de advertir que todo eso está aún en fase larvaria, construyendo los cimientos para ese descomunal puñetazo en la jeta que supuso HAUTE TENSION y el resto de su apasionante filmografía. FURIA es una adaptación de un cuento de Julio Cortazar, nada menos, una muestra de distopía social a vueltas con los totalitarismos, con una hermosa premisa  revolucionaria de base pero que ha sido estirada como un chicle, como suele pasar en estos casos. Aja y su coguionista habitual Grégory Levasseur deciden tirar por la vía del estudio psicológico y las confrontaciones entre sus personajes en una situación extrema. El ritmo es más bien lento, construyendo una especie de historia de amor con estructura de thriller (o al revés), punteado por unas (contadas) secuencias de acción muy bien resueltas que tienen su cénit en su tramo final, en el que el impacto visual y emocional se intensifica y se acerca bastante al potencial audiovisual que este genio galo ha demostrado posteriormente, dejando el subtexto político como un mero paisaje en el que los personajes se enfrentan, sin que por ello las implicaciones metafóricas y sociales del relato pierdan fuerza. Marion Cotillard se luce con una potente interpretación en su difícil y enigmático personaje, pero a su partenaire Stanislas Methar le falta fuerza y presencia. Por fortuna, el estupendo elenco de secundarios dota de solidez al conjunto, en especial una madura y potente Laura del Sol. Lo dicho, interesante arranque de un gran director, que seguramente no provoque gran entusiasmo pero que se degusta con calma e interés, en el que a Alexandre Aja ya se le nota experimentando y buscando su estilo y su  propia mirada. Como debe ser en cualquier ópera prima.

- Lo mejor: disfrutar descubriendo los primeros pasos de un gran cineasta

- Lo peor: con algunes ajustes de guión y otro protagonista podría haber ganado mucho enteros

  CABEZAS


1 vituperios:

Webmaster dijo...

Ya estas agregado en nuestro blogroll desde ya es un placer, saludos!!