Culpables

Golfos

Filmografia

Parque Temático

Visionarios

 LEGION / EEUU / 2010
Antes de meterme con un par de pelis de verdad interesantes, vamos con la última hamburguesa grasienta que me he comido: LEGION, del hasta ahora técnico de f/x Scott Stewart. Tratar personajes bíblicos en una trama moderna y sobrenatural no es nada nuevo: por la vía del terror, ÁNGELES Y DEMONIOS (no confundir con el pestiño basado en el best-seller de Dan Brown, por favor) fue una grata sorpresa hace ya años, y entrando en la comedia, el DOGMA de Kevin Smith, aunque mayormente fallida y un tanto espesa, resultó curiosa. Y hay muchos más ejemplos. El caso es que los tiempos mandan, y LEGION aparece por estos lares rodeada de expectación y, una vez vista, mucha decepción. La peliculita de marras trata de narrar un Apocalipsis en el que Dios, hasta los belfos de lo malos y ruínes que somos los humanos, manda sus Legiones Celestiales, comandadas por el Arcángel Gabriel (una mezcla entre una drag-queen y un gladiador romano con alas) con la sana intención de purgar el planeta a base de hostias y plagas varias, pero da la casualidad de que, no se sabe por qué, una muchacha anónima se ha quedado embarazada en medio del típico páramo desierto yanqui y su hijo nonato será la esperanza para la Humanidad (¿?). Así, todo con mayúsculas. Michael, otro Arcángel, pero este renegado y humanista, se corta las alitas y desobedece a su Señor, dispuesto a proteger a la embarazada de las hordas sodomitas, que más que angelicales parecen satánicas y de Carabanchel, porque él, asiduo lector de manuales de autoayuda o yo que sé, sigue creyendo en el género humano ¿Os suena de algo? Pues sí, megamix al canto del primer TERMINATOR y cualquier peli de "acoso y derribo en el bar de carretera", tipo  FEAST o EL CABALLERO DEL DIABLO, pero sin la gracia de ninguna de las tres. Aunque tampoco hay que exigirle mucho a una medianía como esta, la pena es que LEGION no se decide en ningún momento por qué camino tomar: por un lado, aires de solemnidad con esos diálogos de parvulario habituales acerca de la fe y lo divino y lo humano, aburridos, eternos, tópicos, tratando el asunto religioso con una ñoñería babosa digna de un granjero de Texas; por el otro, arrebatos pulp divertidos y trotones (esa anciana poseída de lenguaje soez y afilados dientes, ese vendedor de helados multiforme, ese Gabriel salido de una cabalgata del orgullo gay) que sin duda son lo más disfrutable de la función. En medio de todo este desbarajuste, Paul Bettany, con torso aceitoso, se toma con inusitada seriedad su celestial papel, no muy consciente de lo absurdo y farfullero que, en definitiva, es todo lo que sucede a su alrededor, pero siempre dispuesto a repartir leches como fundas de piano. Como única sorpresa, el inesperado papel para el pobre Dennis Quaid, que ya ha asumido su total decadencia paseándose como secundario en productos como este, aunque en esta ocasión su rol de cuasi-redneck sureño cobardica tiene cierta gracia. En fin, mediocridad de consumo rápido y olvido instantaneo que, para más inri, amenaza con secuela. Señor... ¿por qué nos has abandonado?

- Lo mejor: los momentos más descebrebrados que comentaba antes, al menos divertidos

- Lo peor: todo en ella es pura inercia, un refrito insípido de mil temas que ya hemos visto antes, y mucho mejor

  CABEZAS

3 vituperios:

Alexcore dijo...

De lo peorcito que he visto últimamente con diferencia, menudo pastelaco de peli, gracias que no la corté a medias porqué se lo merecía...

Nhaya dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nhaya dijo...

Esta reseña es BUENISIMA. Como me he reido con tu versión del argumento "las hordas sodomitas, que más que angelicales parecen satánicas y de Carabanchel" xDDDDDDD.

Me gusta bastante esta temática, pero me bastó con ver el trailer para que se me fueran las ganas de verla. No veo muy compatible una historia de corte bíblico con ángeles a lo Rambo ametralladora en mano ^^U. Así que después de haber leido tu comentario creo que ya me la ahorro directamente xD.