Culpables

Golfos

Filmografia

Parque Temático

Visionarios





INLAND EMPIRE, 2006, EEUU-Francia-Polonia
Dirección y guión: David Lynch
Producción: Jeremy Alter, David Lynch, Mary Sweeney y Laura Dern
Música: Angelo Badalamenti.
Montaje: Mary Sweeny.
Efectos especiales: Ken Rudell.
Intérpretes: Laura Dern, Jeremy Irons,Harry Dean Stanton,Justin Theroux, Mikhaila Aaseng, Julia Ormond...


... apuf... INLAND EMPIRE... Mi amiga Anneke se tragó un chicle en la sala. kILL Yr Ydols sufrió un conato de fuga mental. Hay que dejar pasar los efectos físicos que provoca el visionado de Inland Empire en el organismo para poder hablar de ella, pero es imposible hablar de Inland Empire usando los términos habituales con los que se suelen comentar las películas. Va a ser que no.

Resulta muy muy difícil verbalizar este paseo inabarcable por el abismo de le mente humana, y mucho más sin una cerveza en la mano. Para empezar, hay que mandar al carajo cualquier intento de "explicar" la película, ni siquiera de "explicar" su argumento. Ya lo dijo el propio Lynch en Mulholland Drive, en una de sus secuencias más bellas: "Suena la música pero no hay orquesta". Exacto. Transcurre la película pero no hay trama (en su sentido convencional) y sin embargo, no es una sucesión de secuencias yuxtapuestas. De hecho, en muchas ocasiones ni siquiera hay secuencias... sólo estructura y devenir de imágenes trenzadas entre sí con "algo" imposible de concretar, algo tan etereo como intenso. Entonces: ¿es Inland Empire pura abstracción? Rotundamente no. A pesar de que, desde luego, es una película fuera de cualquier catalogación posible, Lynch no ha pretendido montar un plomizo mastodonte de video-arte de 3 horas, como algunos gritan por ahí. Hay que reivindicar la esencia cinematográfica de Inland Empire y defender su proyección pública en cines (se la quieren llevar a los museos... ¿por qué?...), esperando que se mantenga por mucho tiempo respirando en las sesiones golfas de las grandes urbes, porque ése es su espacio natural y porque ahí es donde debe sobrevivir.


Sigamos. Pasadas una horas, y con la digestión a medio hacer, hay una palabra sobre la película que destaca sobre todas las demás: LIBERTAD. La película reivindica su propia libertad creativa a gritos, de principio a fin y sin ningún tipo de matices. Libertad por el formato, libertad por la contrucción y libertad por su propio lenguaje. Eso es. Con Inland Empire, Lynch ha logrado depurarse a sí mismo hasta acercarse a la perfección, a SU perfección, porque sin duda Inland Empire es SU película. Este hombre, pasados ya los 60 años, ha logrado parir una especie de "recopilación lynchiana" que, curiosamente, nos lleva a directamente y de cabeza a sus primeras obras, a sus primeros cortos, a sus primeras texturas, pero dándoles una nueva vida y, repito, absoluta libertad. No puedo imaginar ahora mismo una película más joven, más atrevida y más radical que Inland Empire. No puedo comparar Inland Empire con nada que no sea Lynch. Y ahí está el principal (único) problema de la película: si ya saliste huyendo despavorido ante Eraserhead, Lost Highway o Mulholland Drive, mantente a 100 kilómetros de distancia de Inland Empire. Creéme, no es para tí. Si tienes una relación de atracción-repulsión sobre la obra de este hombre, lánzate con los ojos bien abiertos, no te vas a arrepentir. Para los entusiastas seguidores de Lynch no tengo ninguna recomendación... ellos ya saben...


Por supuesto, no es necesario concerse al dedillo la obra de Lynch para disfrutar de este monumento audiovisual, pero cuanto más sepas, mejor lo pasarás, porque la telaraña de referencias (y de cameos) se hace casi infinita, pero mejor lo dejamos para otro día. De hecho, en ocasiones es tan densa la cantidad de información verbal y visual y de sensaciones y/o emociones que provoca (muchas veces contrapuestas) que uno puede acabar agotado tratando de asimilarlas todas. Eso es imposible. Olvidadlo por completo, al menos "durante" la película, para eso ya tendremos el bendito DVD. Incluso el constante peligro de "irse" de la película está ahí, divagando sobre ella mientras se proyecta: yo casi me enredo con el concepto "muñecas rusas", pero afortunadamente regresé a tiempo. Sólo hay una opción posible: dejarse llevar por completo, y Lynch te lleva, vaya si te lleva. Inland Empire, aunque tiene unos 20 minutos de "respiro" hacia su primer tercio (cuando uno piensa: "vaya, pero si es muy sencilla..."), enseguida muestra sus cartas y apartir de ahí... la montaña rusa. Impredecible, desconcertante, terrorífica, deslumbrante, tierna, sádica, suave, sórdida (MUY sórdida), graciosa, trágica, delirante, bella, repugnante, esperanzadora, terrible, pesimista, atractiva, optimista, mágica, hiperrealista, divertida, angustiosa, misteriosa... todo esto es Inland Empire, todo el universo humano encerrado en 3 horas de celuloide.



Me viene a la cabeza otra maravilla: 2001, una odisea del espacio de Kubrick. Si aquella demostró que era posible acercarse a la "última frontera" metafísica (incomprendida en su época, cada vez más lúcida), Inland Empire la sigue para adentrarse en la otra frontera, la más abisal, la más profunda, la que encierra cada ser humano: su imperio más íntimo. Al fin y al cabo, da igual los medios que Lynch haya utilizado, si gran parte de la peli está rodada en video digital con una Sony doméstica, si utiliza todos los recursos audiovisuales existentes (y algunos inventados), si había o no había guión previo, si los actores no entendían nada de lo que estaban rodando (todos estupendos, Laura Dern... sobrenatural), si sabemos que los conejos gigantes son importantes pero no sabemos por qué... si blablabla... lo decisivo es el resultado, y Inland Empire es un ataque frontal al cortex cerebral, al núcleo mismo de los sentimientos humanos y al más profundo placer estético, todo junto en una argamasa magistral que se adelanta años y años a todo lo que se está haciendo ahora. Una grito de independencia y libertad como pocos se ven en una sala de cine. Una experiencia inabarcable.


CABEZAS:


LO MEJOR: sobredosis de emociones en estado puro

LO PEOR: tratar de racionalizar lo que pasa ante tus ojos es un esfuerzo inútil que puede matar la película

Laura y David, maquinando...

PD: sr. kILL Yr Ydols, srta. Anneke, digerido el festín, tienen algo que decir? :)

7 vituperios:

kILL_Yr_Ydols dijo...

Fila dos amiguitos... Lynch desde la fila dos de un cine... se me deshacían los cigarrillos y se liaban en papel 100% celulosa sin intervenir mis manos.
No sé donde he leído que Inland Empire tiene (hablando "topográficamente", con el objetivo de situar algo en sus coordenadas) una dirección pero no hay nada definido sobre el sentido que hay que tomar en cada momento.
Disfruté la película... una de las primeras veces que puedo decir bien alto que DISFRUTÉ viendo una película de Lynch. Quizá porque me propuse (tengo que hacerlo, que mi improvisación es el resultado de calcular muy rápido) no pensar demasiado. Fue la guinda a un fin de semana lleno de coreanos psicópatas esperando con un cuchillo entre los dientes la llegada alienígena a esta tierra verde y de niñas de absolutamente libre y desbocada imaginación fluyendo de cada pixel.

Save the Tideland Empire!

Karba dijo...

Una dirección pero no un sentido definido... como algunas carreteras comarcales... como Lost Highway... como Lynch... interesante...

Celebro que la disfrutaras, lo celebro, lo celebro...

...

Tideland Empire!! Jajajajaja...

Aneke dijo...

Si que he necesitado tiempo para digerir...

He leido hoy tu SESIÓN GOLFA con Marina y comenta que has descrito muchas cosas que te llevan a la esencia del disfrute de la película, ya tiene "más" ganas de verla. también proclama: BRAVO!!!

Yo que puedo decir, que deseo que siga produciendo para el mundo que desea seguir sintiendo a Lynch, porque me enseñó un mundo que aún hoy intuyo, a veces veo y otras me aparto. Lleva muchas obras producidas en las la conexión entre esas mitades que nos componen(digo mitades y no sé cuantas partes son) mantienen largas conversaciones llenas de comprensión. No tiene que ser verbal, no tiene que ser visual pero tiene que ser, y la obra de Lynch ES.
Ah! que sepáis que no cené después de Inland Empire, me quedé llena...

Aneke dijo...

Si que he necesitado tiempo para digerir...

He leido hoy tu SESIÓN GOLFA con Marina y comenta que has descrito muchas cosas que te llevan a la esencia del disfrute de la película, ya tiene "más" ganas de verla. también proclama: BRAVO!!!

Yo que puedo decir, que deseo que siga produciendo para el mundo que desea seguir sintiendo a Lynch, porque me enseñó un mundo que aún hoy intuyo, a veces veo y otras me aparto. Lleva muchas obras producidas en las la conexión entre esas mitades que nos componen(digo mitades y no sé cuantas partes son) mantienen largas conversaciones llenas de comprensión. No tiene que ser verbal, no tiene que ser visual pero tiene que ser, y la obra de Lynch ES.
Ah! que sepáis que no cené después de Inland Empire, me quedé llena...

Aneke se disculpa dijo...

MONDOZOMBIE... que he puesto dos veces el comentario...bórrame uno...

Karba dijo...

no te borro nada Aneke... estoy por hacer otra copia de tu comentario, o media mitad... lo suficiente para seguir discutiendo entre birras distorsionadas en un bar...

Marina... YA TARDAS en ir al LYNCHAMIENTO y UN BESO, GUAPA!!

kILL_Yr_Ydols dijo...

He leído por ahí que...

"Si que he necesitado tiempo para digerir...

He leido hoy tu SESIÓN GOLFA con Marina y comenta que has descrito muchas cosas que te llevan a la esencia del disfrute de la película, ya tiene "más" ganas de verla. también proclama: BRAVO!!!

Yo que puedo decir, que deseo que siga produciendo para el mundo que desea seguir sintiendo a Lynch, porque me enseñó un mundo que aún hoy intuyo, a veces veo y otras me aparto. Lleva muchas obras producidas en las la conexión entre esas mitades que nos componen(digo mitades y no sé cuantas partes son) mantienen largas conversaciones llenas de comprensión. No tiene que ser verbal, no tiene que ser visual pero tiene que ser, y la obra de Lynch ES.
Ah! que sepáis que no cené después de Inland Empire, me quedé llena... "
Era necesario...