Culpables

Golfos

Filmografia

Parque Temático

Visionarios

PACIFIC RIM / EEUU / 2013
Todavía dolido por la cancelación de AT THE MOUNTAINS OF MADNESS, el bueno de Guillermo Del Toro se refugió en la producción mientras lograba una financiación millonaria para su nuevo capricho personal, el más gigantesco juguete que el mexicano jamás ha tenido entre manos. Hay algo de vendetta personal hacia los cegatos ejecutivos que le negaron su ansiada adaptación de Lovecraft (en esencia, PACIFIC RIM es una historia 100% lovecraftiana, pero revestida de furia de blockbuster y oropeles oxidados). Para empezar, los personajes de este ruidoso mamotreto son más planos que la suela de un zapato, y tanto da si el musculado héroe vive su vida heroica o muere atragantado por su propia testosterona. Especialmente vergonzante en esta debacle resulta la pelea a puñetazos de los dos machos alfa en medio del pasillo. La mayor parte de los diálogos o se dedican a soltar eslóganes o son directamente ridículos, o las dos cosas. ¿Es pues PACIFIC RIM un completo bluf?. Pues nada de eso, porque todo lo demás en esta película es una puta pasada. Dicen que el diablo está en los detalles, y es precisamente ahí donde la personalidad de Del Toro asoma y coge aire. Los secundarios están mucho mejor escritos que los genéricos protagonistas. Guillermo rueda las larguísimas luchas de titanes (más de la mitad del metraje son puras leches formato king size) como nadie lo ha hecho hasta ahora, a años luz de la confusión y carencia de ideas de unos TRANSFORMERS, por ejemplo. La peculiar plástica de su mirada inunda sin mucha estridencia cada fotograma de esta película (atención a los traumáticos recuerdos de la chica) y no hay un solo momento de aburrimiento en la cinta. Ni uno. El problema es que la ambición sólo se ha quedado en el terreno presupuestario, no en el concepto. Apenas hay un esbozo de la calidad y calidez humana de los HELLBOY, por ejemplo. Sin embargo y por alguna extraña razón, PACIFIC RIM da sopapos en la cara a cualquiera que juegue en su misma liga financiera (tipo los mentados TRANSFORMERS, pero también mierdas como BATTLESHIP y el lamentable remake de GODZILLA, por ejemplo). Tanto que no le encuentro mucho sentido a seguir rodando películas de monstruos gigantes. Será infantil y superficial, un puro entretenimiento de verano. Será una peli alimenticia y a la cola de sus mejores obras. Pero vibrar así mientras Mazinger Z se da de hostias con Cthulhu no tiene precio. No hay nada más guay.

- Lo mejor: los detalles y la personalidad de Guillermo del Toro en un producto que en otras manos podría haber sido una basura

- Lo peor: un guión sin sorpresas y unos diálogos (y discursos), en general, lamentables

  CABEZAS


0 vituperios: