Culpables

Golfos

Filmografia

Parque Temático

Visionarios

 THE WARD / EEUU / 2010
Casi diez años ha tardado John Carpenter en volver a la gran pantalla tras la ya lejana FANTASMAS DE MARTE. Diez años. En este largo paréntesis, el maestro se ha refugiado en la televisión, regalándonos dos muestras de su talento en la serie MASTERS OF HORROR, con sendos episodios: el extraordinario CIGARETTE BURNS, y el curioso y polémico PRO-LIFE. Así pues, encarar con un mínimo de ecuanimidad THE WARD no me resulta tarea fácil. Carpenter es una de las razones por las que amo el cine, así de sencillo. Autor y artesano por igual, y a mucha honra, su maestría narrativa, su destilado clasicismo formal y su ácida visión contemporánea conforman una filmografía extensa y coherente que nos ha regalado, como mínimo, media docena de grandes obras y, probablemente, otros tantos clásicos sin fecha de caducidad. Francotirador del género en su forma más pura, heredero de maestros y a su vez inspiración para las nuevas generaciones, Carpenter nunca puso en peligro su integridad como cineasta, siempre ha sido un outsider en la industria, literalmente, un orgulloso puntal de una serie B orgullosa de sí misma. Uno de últimos clásicos aún en activo, en la misma liga que Clint Eastwood, Scorsese o cualquier otro que os venga a la mente. Por ello, es complicado defender con algo de entusiasmo THE WARD, seguramente, una de sus películas más flojas, si no la que más. THE WARD huele a película alimenticia, a encargo, a kilómetros de distancia (una prueba: su única implicación en el proyecto ha sido en sus labores de dirección, algo inusual para él). THE WARD hace gala de una notable apatía, justamente, en los momentos en los que se presupone que Carpenter sabe dar el do de pecho: en las secuencias de suspense. En la gran mayoría de las set-pieces de terror puro, el viejo John pone el piloto automático y sigue a pies juntillas la teoría del pre-susto y el ¡tachán!, abusando de los golpes de efecto gratuítos, cuando nunca ha sido un director "tachanero" (y segunda prueba de que esta película es una paga-facturas en toda regla). Por último, ese guión... en fin, no voy ha hacer sangre, sólo comentar que es una de esas historias de fantasmas en un psiquiátrico con giro final, pero no sólo muy mal armada (a la hora de reconstruirlo, faltan piezas en el puzzle), sino que sigue paso por paso la estructura y concepto de una pequeña delicia hitchcockiana de hace unos años (y ATENCIÓN: SPOILER) titulada IDENTIDAD, ¿recordais? ¿Qué nos queda pues? Pues que Carpenter lleva mucho cine a sus espaldas, y que cuando le apetece saca su genio y nos deslumbra con hermosas imágenes, curiosamente aquí en los momentos menos oscuros de la función, haciendo gala de una exquisita composición en scope (la hermosa secuencia del baile improvisado, por ejemplo) y una precisa dirección de actrices en los momentos en los que todas ellas interactuan en el encuadre. Y que, áun a medio gas, enarbola el primer mandamiento de Billy Wilder con sabiduría: "sobre todo y ante todo, nunca aburrir". Si Hitchcock, Ford o Howard Hawks tuvieron también que aceptar proyectos para poder comer, no veo razón ninguna para lanzar al maestro Carpenter a los leones, como muchos ya están haciendo, advirtiendo, eso sí, que THE WARD no debería ser nunca la puerta de entrada a su maravillosa filmografía.

- Lo mejor: en manos de cualquier otro la película sería infumable

- Lo peor: la duda razonable sobre el futuro creativo de Carpenter

  CABEZAS


3 vituperios:

Unknown dijo...

Estoy de acuerdo en que no es para lanzarlo a los leones ya que como bien dices ha sabido mostrar su valía sobradamente en los Masters, pero, ¿6 decapitaciones????? acabo de flipar contigo...la peli, aparte de ser una burda y mala copia de Identity, lo único que la salva es la buenorra de la Heard y la maestría de Carpenter con la cámara el resto no vale ni para echárselo a los cerdos. Siento ser tan tajante pero me ha dolido y mucho que la peli fuera tan impersonal y facilona. Se pueden hacer cosas para comer pero creo que podía haber puesto más de su parte para que la cosa funcionanra mejor y ha pasado de todo, eso no se hace...caca. Vuelvo a pedir disculpas si ofendo a alguien con mis palabras...no es mi intención.

Unknown dijo...

Por cierto...empiezo a ver Hanna ahora...ya te contaré...

Karba dijo...

Uf, ya avisaba yo que no podía tratar con ecuanimidad esta peli... supongo que mi debilidad por este hombre ha hecho que me fije mucho más en los aciertos de la peli (escasos, pero brillantes) que en sus medianías (abundantes). La considero una excepción en su carrera (eso espero, por diox), y supongo que por eso van las seis cabezas, en vez de las cuatro o cinco a lo sumo que quizás se merezca. De todos modos, las he visto mucho peores, y en un cómputo global THE WARD no me ha parecido un horror.

Hanna... hum... ¿qué es eso?

Y gracias por pasarte, claro.