Culpables

Golfos

Filmografia

Parque Temático

Visionarios

 A NIGHTMARE ON ELM STREET/EEUU/2010
Retomamos el expolio a los grandes hitos del terror de los ochenta con la que fue la más feliz e imaginativa consecuencia a la plaga slasher iniciada con el fundacional Michael Myers de HALLOWEEN: Freddy Krueger y PESADILLA EN ELM STREET, ya un icono generacional para los que crecimos en paralelo a la saga. New Line, propietaria de los derechos del personaje creado por Wes Craven, encargó al temible Michael Bay la producción de este remake, a sabiendas de que sus productos son baratos, resultones y siempre funcionan en taquilla. Y ¡voila!, en poco más de un año el Freddy para las nuevas generaciones estaba dispuesto a amasar sus buenos millones de $$, y así fue, tanto que este verano ya se anunció la previsible secuela de la nueva franquicia. Por lo tanto y para las arcas del estudio, prueba superada. Imagino que los "crepusculitos" habrán disfrutado tope guay con este producto tan correcto, medido y fashion, pero ¿qué pasa conmigo y con los que flipamos en tiempo real con las sangrientas andanzas del demonio del jersey a rayas? Pues que esta nueva pesadilla, como remake, es totalmente prescindible, no aporta nada nuevo, funciona en un 90% de su metraje con el piloto automático y se limita a repetir los hallazgos de la original, que supo plasmar en imágenes una idea central imaginativa y brillante en su concepto. Se percibe un intento por recuperar el lado más sórdido y terorífico del personaje, alejándolo del payasete sobrenatural en el acabó convirtiéndose a partir de la tercera entrega, y se añade al título el socorrido epígrafe EL ORIGEN (como ya se hizo con los remakes de LA MATANZA DE TEXAS y HALLOWEEN), pero en ambos frentes la película se queda en  una insípida tierra de nadie. La nueva caracterización de Freddy pretende ser más realista y adulta, pero la cosa se queda en un intento, a años luz del carisma socarrón que el bueno de Robert Englund derrochaba con ese maquillaje que era una declaración de amor al latex desparramado. Una pena, porque el estupendo Jackie Earle Haley poco puede hacer con un personaje esquemático, al que pretenden dotar de cierto espesor dramático con unos flashbacks apresurados que no funcionan y dejan con ganas de más, algo que Rob Zombie sí consiguió notablemente con su deconstrucción de Michael Myers, por ejemplo. Ni se profundiza en el pasado del psicópata ni, finalmente, se le otorga ninguna novedad reseñable en sus dominios oníricos que, como no podía ser de otra manera, están impecablemente rodados y fotografiados, especialmente en las transiciones entre sueño y vigilia, seguramente los únicos detalles visuales de cosecha propia que Samuel Bayer, mercenario con buen ojo para la planificación y la creación de atmósferas estilizadas, es capaz de colar en el producto final. Por supuesto, su insípido casting, más allá de la estrella de la función, está acorde con el resto del film: guapos y guapas dibujados con tres funcionales brochazos (sabemos que Nancy es "especial" porque pinta y lleva gorros de lana...) pero carentes del empuje y el carisma de los originales ochenteros. PESADILLA EN ELM STREET: EL ORIGEN acaba siendo una hija de su tiempo: un producto desvaído de consumo rápido para ver y olvidar al instante, perfectamente planificado y medido, técnicamente notable pero sin un ápice de talento, riesgo ni sorpresas delante ni detrás de las cámaras, cuyos únicos méritos ya fueron plasmados en celuloide mucho mejor hace 26 años. El viejo Freddy se merecía mucho más.

- Lo mejor: su envolvente y climática música, y la estilizada paleta cromática del conjunto

- Lo peor: todo está irritantemente calculado y medido para, al final, no ofrecer nada nuevo ni mínimamente personal

  CABEZAS



5 vituperios:

Anónimo dijo...

Amore, supongo que en su dia tu tambien fuiste crepusculito y adolescente, la nostalgia no es buena, y esta pelicula no es mala en absoluto, hacia tiempo que no veía gritar en el cine a la gente y disfrutar. La original siempre será mejor, pero esta supera cualquiera de las otras 7 entregas que se hicieron del film. A cascarla!

Karba dijo...

Estimadísimo Anonimo/a, adolescente sí que fui en su momento, creo recordar, pero nunca un equivalente de crepusculito, suponiendo que en aquellos tiempos pretéritos existiese algo así. Espero por el bien de la humanidad que en estos tiempos también se pueda ser adolescente sin ser fanático de ese infame serial. Creo que si con 14 años me hubiesen encasquetado cualquiera de la saga de los vampiros emos y los licántropos depilados, yo hubiese ido de cabeza a por mi VHS de POSESIÓN INFERNAL.

No soy yo mucho de tirar de nostalgia y mitomanía, así que mis maltrechas neuronas tratan de analizar las pelis que por aquí aparecen con cierto alejamiento mental de los sentimientos asociados a aquellos momentos de hormonas desatadas. Si me dejase llevar, te aseguro que la PESADILLA original estaría en mi topten particular de toda la Historia del Cine, probablemente ;)

El asunto que he tratado de explicar con este remake es que, dándole cien patadas en la técnica a cualquiera de la saga pesadillesca (evidentemente), todo lo demás me parece tan prefabricado y automatizado que no hay espacio para un mínimo de imaginación, creatividad ni ganas de inquietar de verdad, ni un poquito de subversión bien entendida, algo que cualquier adolescente tendría que recibir con entusiasmo, ¿o no?

Tampoco soy un detractor de los remakes per se, para nada, pero este me ha parecido de una inanidad y flojera alarmante.

Un placer tenerte por aquí, estás en tu casa.

Saludos!

Lolo dijo...

pues yo creo k te has pasado jajaja. Yo le pondria un 2 y por los efectos y tal. No puedes hacer un remake de algo y destrozar el pilar principal como es Freddy Krueger. Ha pasado de un carismatico y gracioso asesino en serie a un hombre del saco "marca blanca"

Anónimo dijo...

Amore, soy la anonima primera, llameme Rita.
Los crepusculitos de ahora tienen derecho a serlo. Imagino que sus padres cuando usted era un adolescente se reían de su Freddy de 1984 y a los mayores les parecería lo peor, pero el tiempo lo ha MITIFICADO y es así como lo tienen en su memoria muchos. Dejen que los jovenes de ahora MITIFIQUEN a sus personajes, ya sea el Freddy de 2010 (muy valido, bien interpretado, violento y reinventado) o Jason (aburrido desde la primera pelicula que se rodó sobre el). Prefiero mil veces al Freddy de 2010 al Miliki absurdo y payaso Fofito que era el Freddy de 'Dreamchild' o 'La muerte de Freddy'. Besos a todos en sus partes

Unknown dijo...

Estoy con Magli, te has pasado... no sé si quiera si le daría ese 2, mala pero mala con ganas...