Culpables

Golfos

Filmografia

Parque Temático

Visionarios


VACANCY / EE.UU. / 2007
Dirección: Nimród Antal
Guión: Mark L. Smith
Producción: Hal Lieberman
Música: Paul Haslinger
Fotografía: Andrzej Sekula
Montaje: Armen Minasian
Diseño de producción: Jon Gary Steele
Vestuario: Maya Liebermen
Interpretación: Luke Wilson (David Fox), Kate Beckinsale (Amy Fox), Frank Whaley (Mason), Ethan Embry (mecánico)


Sin que sirva de precedente, Sesión Golfa presenta hoy una película de estreno, para que luego murmuren las lenguas viperinas sobre el caos espacio-temporal que reina en este blog. El caso es que VACANCY, título original de HABITACIÓN SIN SALIDA (cuyo eslogan, en un alarde de imaginación, reza: "Cuando entras, no hay escape"), VACANCY digo, es otra de terror que, de no ser por esa neurona excéntrica que habita en las mentes de algunos distribuidores, habría terminado en la estantería de algún videoclub (si es que queda alguno en pie), sección "Estreno en DVD".



Pretendo que este comentario sea un pequeño homenaje a la no-genialidad. No a la mediocridad ni a la insipidez, sino al buen oficio y al perfil artesano sin estridencias a la hora de narrar historias, sin mirar su género. Por ahí han encuadrado VACANCY como una muestra más de gorno, un palabro que un crítico beodo tartamudeó en algún garito de L.A. tratando de fusionar porno y gore, y que hace referencia a esa tendencia de cierto sector del terror actual (yanqui sobre todo) obsesinado con las torturas explícitas, el regodeo en la casquería gratuita y la mitología snuff como esqueleto argumental de cosas ingeniosas y entretenidas como SAW, de mediocridades presincibles como SAW 2, 3 y 4, y de excrementos audiovisuales de la catadura de HOSTEL 1 y 2. Si quieren gorno de verdad, busquen alguna cosa de los 80 (¿dirigida por Andrew Blake?) donde un Rocco Sifredi cubierto por toneladas de látex daba un nuevo significado a la expresión "cuando el Diablo no tiene nada que hacer, mata moscas con el rabo".





Para no variar, nos engañan. VACANCY tiene bien poco de gore, las torturas están tratadas de una forma elíptica mayormente, y lo más desagradable queda sugerido, nunca explicitado. Cómo mola poner etiquetas, ¿eh? En realidad la película busca un tipo de terror más cercano al suspense ortodoxo y a las formas clásicas y elegantes sin demasiadas estridencias, algo que sin duda juega a su favor y la distingue de la avalancha de supuestos gornos y survival-horrors que nos invaden, llenos de casquería barata y directorcetes videocliperos que se creen el sumum de la originalidad. VACANCY es una digna muestra de saber hacer y buena planificación, actuación y puesta en escena, reforzado por un guión resultón (con sus agujeros, claro) y, ¡oh sorpresa!, una buena construcción de personajes (la pareja protagonista) y diálogos precisos. ¿El pretexto argumental? Nada del otro mundo, pero tan sencillo y transparente que llama la atención: pareja en crisis a punto de divorciarse cruza los EE.UU. por carreteras secundarias (¿por qué esa obsesión generalizada?) para asistir a una última cena familiar como marido y mujer. El coche se jode en medio de la nada, por supuesto, y si la existencia humana se moviese por la lógica, ambos hubiesen preferido pasar la noche en un estercolero radiactivo antes que en ESE motel regentado por ESE encargado. Una vez en la habitación (recuerden la fastuosa traducción española), la pareja descubre que: A) las películas de video de encima del televisor no se estrenarían nunca en unos multicines, B) si salen de la habitación se van a convertir en el ingrediente secreto del escabeche texano y C) en medio de los alaridos, su amor mutuo se va a reforzar en esta dantesca situación.



Nada nuevo sobre la faz de la tierra, un argumento que a priori puede dar lugar a dos tipo de películas: las buenas y las malas. VACANCY es de las buenas, gracias sobre todo a la precisa y elegante labor tras las cámaras del húngaro Nimrod Antal, otro de los directores europeos que la industria yanqui está fagocitando sin piedad para algarabía y regocijo de los fans del terror yanquis (y por ende mundial). El tipo sabe perfectamente cómo dosificar la intriga y cómo crear suspense y tensión, sí, tensión, ese palabro tan olvidado por los directores de género actuales, más preocupados en filmar videoclips a base de hachazos que otra cosa. Puestos a inspirarse (y a copiar, ¡claro que sí!), mucho mejor utilizar a Hitchcock y su mítico motel regentado por Norman Bates que a la MTV. Y si además trata con respeto a sus criaturas, que, ¡albricias!, esta vez no son un par de adolescentes imbéciles que llevan el "mátame" grabado en la frente, sino una pareja de seres humanos con un mínimo de profundidad psicológica, mejor que mejor. Aunque amigos, esto no es MACBETH, nunca lo olvideis. No hay que cometer el error de reprocharle a una buena tortilla de patatas que no es una delicatessen de angulas. Lo dicho, la chiquitina Kate Beckinsale se aleja de sus papeles de vampiras/action-womans con las que últimamente nos venía dando la vara (LA LIGA DE LOS HOMBRES EXTRAORDINARIOS, VAN HELSING, las UNDERWORLD) y sale airosa del envite, aunque por momentos le cuesta desprenderse de esa constante mueca de estar oliendo a heces. Luke Wilson tiene la suerte de no ser su hermano Owen, lo que le permite abandonar el registro cómico inherente a sus genes y componer un personaje resultón y con un agradable tono de "hombre corriente", al que por fin las hostias le duelen. Los que esperen sorpresita final o explicación rocambolesca de los hechos se van a quedar con un palmo de narices. Y además es breve y concisa (85 minutos). Puf, gracias señor guionista.

- Lo mejor: su falta de pretensiones y la exquisita planificación de secuencias de Antal, que domina el oficio
- Lo peor: originalidad cero, sólo para amantes del género


CABEZAS



1 vituperios:

Doomstermaniac dijo...

Hola,

Gracias por visitar mi Blog, excelentes tus revisiones de las peliculas. Y que bien que aparte de estas buenas peliculas te gusta el Doom. Veo que yo no era el unico al que le gustaba esa combinaciòn.

He escogido esta pelicula para hacer mi comentario, porque justamente hace 2 dias la vi en dvd, y realmente me pareciò muy buena. Porque no serà muy original, pero es un caso que uno lo puede sentir muy personal, al pasarle a personas adultas coherentes y no a adolescentes estupidos, como sucede en casi todas las peliculas yanquis de terror. Es decir, me hizo pensar eso le puede pasar a cualquiera, nadie esta a salvo!

Realmente me hizo dar escalofrios en algunas partes, porque parecia que iban a acabar como carne para la parrilla. Muy buenos tambièn los argumentos y personajes.

Pero bueno mejor no sigo contando para no adelantar el final. Yo le pondria 7 puntos.

Saludos